_
_
_
_
Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

'Dinosaurios' luchadores

Los dinosaurios del fútbol sienten tal miedo a la melancolía que prolongan su vida deportiva a toda costa. Hay varios casos de jugadores de élite que colgaron las botas en equipos inferiores para vivir unos domingos más la emoción del gol: Cruyff en el Levante; Di Stéfano en el Español; Kempes en el Hércules; Eladio y Fusté, también en el Hércules. Se convierten, como en la novela de Gabriel García Márquez, en el coronel que no tiene quien les escriba. Las circunstancias por las que un determinado futbolista consigue jugar hasta los 38 o 39 años en buena forma física son un misterio -Buyo Ia silencia-. Luis del Sol, que volvió al Betis tras su periplo triunfal por el fútbol italiano, manifestó al retirarse de la práctica deportiva: "La clave de la resistencia reside en entrenar duro por la mañana y dormir diariamente una siesta de cuatro horas con absoluta tranquilidad".El dinosaurio luchador de más nombre esta temporada en Segunda es Roberto Simón Marina, jugador del Toledo, que fue un referente importante de una época de transición del Atlético de Madrid con la que acabó Jesús Gil, el presidente. Marina es un mediapunta resistente y bravo, con una derecha mortal en su llegada al área. El director de cine José Luis Garci dijo que dejó de ser del Atlético, después de toda una vida, cuando Gil despidió a Marina.

El Toledo ganó ayer a un Leganés con la moral a ras de césped. Luis Ángel Duqua entrenador del Lega, está muy disgustado con determinados futbolistas de su equipo tras las últimas derrotas. Previamente al encuentro de ayer manifestó: "Algunos hombres volverán a jugar en mi equipo cuando las ranas críen pelo". Poco ánimo, pues.

La zona alta de Segunda se desenvuelve con ritmos apasionantes, entre igualdad e incertidumbre. Ayer hubo dos interesantes partidos: Lleida-Mérida y Salamanca-Rayo. El Mérida, un modesto ambicioso, se convirtió en un sorprendente campeón de invierno, en el equipo que termina líder la primera vuelta de la Liga tras su triunfo de ayer, con gol de Reyes.

Ramón Blanco consiguió el Marbella una importante victoria en su debú en casa como entrenador del difícil equipo andaluz. Y Jesús Gil anunció en esta jornada que no volverá a hablar de fútbol. Algunos sentirán un gran alivio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_