Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los gustos de los radioyentes

Las mujeres prefieren Onda Cero; los jóvenes, la SER y 40 Principales, y los mayores optán por RNE

Más de 18 millones de personas sintonizan la radio en España cada día. Al contrario que la televisión el medio radiofónico no está afectado por el virus de la contraprogramación, por lo que la audiencia es fiel. La edad y el sexo son las dos variables fundamentales que determinan el perfil del oyente de cada cadena radiofónica. También el status social marca diferencias, si bien las personas que se atribuyen a sí mismas la pertenencia a la clase media siguen preferentemente la programación de la radio convencional. Según los datos de audiencia del Estudio General de Medios (EGM), si el oyente tiene menos de 20 años, es de clase media y vive en una zona urbana responde al perfil de Cadena 40,Principales. Si es mujer, tiene entre 25 y 44 años y un. alto poder adquisitivo, roza el tipo ideal de Onda Cero. Y si ha cumplido los 65 y se identifica con una clase media-baja, su programa favorito es Directamente Encarna, la reina de las tardes de la COPE.Las estrellas arrastran a los oyentes por cualquier sitio del dial cuando cambian de cadena, y la experiencia ha demostrado que son capaces de modificar por sí mismas el perfil general de la audiencia. José María García, con su veterano programa deportivo, ha masculinizado la COPE, mientras que Javier Sardá y el señor Casamajor han contribuido a un rejuvenecimiento de la SER. Cada oferta tiene también un público específico desde el punto de vista ideológico. Los seguidores de la COPE son más conservadores que los de la SER.

Siempre de acuerdo con los datos del EGM, correspondientes a la tercera ola de 1994, Cadena 40 Principales es líder absoluto entre la juventud. RNE, la SER y la COPE son seguidas más por los hombres que por las mujeres, gracias a sus batallas deportivas. El público femenino, ajeno a estos duelos, opta por Onda Cero. La SER recluta a la población más joven, RNE a, la más envejecida y Onda Cero a la de superior status social. Mientras las mujeres oyen la radio mañana y tarde, los hombres prefieren pegar el transistor a la almohada. En cuanto a los principales espacios de la programación convencional, su audiencia cualitativa es la siguiente:

Hoy por hoy. l. 982.000 oyentes. Los seguidores de Iñaki Gabilondo, líder absoluto de las ondas españolas, son tanto hombres como mujeres: el 50,41/6 son hombres y el 49,6% mujeres. Sus oyentes valoran el engranaje de contenidos puramente informativos -que satisfacen más a los oyentes masculinos- y los de un magazine tradicional, al que son proclives las mujeres. Su público se ha rejuvenecido en los últimos meses.

Protagonistas. 1.861.000 oyentes. El perfil del radioescucha de Luis del Olmo es más joven que el de Iñaki Gabilondo, debido en parte al soporte de Frecuencia Modulada por el que se emite Protagonistas. Atrae sobre todo a las mujeres y a los grupos socíales de alto poder adquisitivo.

Supergarcía. 1.209.000 oyentes. Los hinchas de José María García son hombres (801/6) y están por debajo de los 40 años. Con su demoledor estilo consigue más forofos entre los oyentes de alto nivel económico que su rival de la SER, José Ramón de la Morena.

El larquero. 1. 128.000 oyentes. José Ramón de la Morena, el enfant terrible, le sigue la población más joven de la Onda Media. Un 31% tiene menos de 25 años y otro 201/0 no ha cumplido los 34%. Esta legión de oyentes futboleros es fundamentalmente masculina (79%).

Las mañanas de Radio 1. 822.000 oyentes. El periodista Julio César Iglesias, aunque es más joven que sus colegas, cala hondo en la tercera edad. Uno de cada tres oyentes suyos ha rebasado los 65 años. Otra característica de esta audiencia es que pertenece a los estratos sociales menos favorecidos económicamente.

La mañana. 615.000 oyentes. La cadena COPE concentra la mayor proporción de mujeres de todos los magazines matinales. La audiencia de Carlos Herrera es también madura. Uno de cada cuatro oyentes tiene 50 anos.

Directamente Encarna. 549.000 oyentes. No sólo las tradicionales marujas conectan con ella. Entre los incondicionales de Encama Sánchez hay un 41 % de hombres. La radiopredicadora por excelencia recluta su público en las capas bajas y entre la población de más edad de la radio: el 33% de sus fieles supera la barrera de los 65 años, un grupo que sintoniza bien con Corín Tellado y Marujita Díaz, colaboradoras fijas del programa.

La radio de Julia. 545.000 oyentes. Poco a poco, Julia Otero va ganando terreno entre la juventud a fuerza de tertulias del estilo de El gabinete, donde recalan conversadores ya no tan bisoños, como el ex político Jorge Verstryrige o la diputada socialista Ana Balletbó. El 48% de los oyentes de la última galardonada con el Premio Ondas tiene menos de 35 años y son más cultos que la de su directa competidora de la COPE, Encarna Sánchez. La filosofía no es un tema ajeno a sus debates.

La ventana. 369.000 oyentes. Javier Sardá y el señor Casamajor tienen mayor predicamento entre los hombres. De cada 100 ventaneros, 64 son hombres, y uno de cada tres aún no ha cumplido los 35 años. El indisoluble dúo atrae a quienes disfrutan de unstatus social elevado.

Edición de tarde. 231.000 oyentes. Antonio San José salta de Los desayunos de Radio 1 -que televisa La 2- al magazine vespertino para demostrar que la tarde no es patrimonio exclusivo de las estrellas femeninas. San José captura a un 62% de los hombres. Son de avanzada edad. Una cuarta parte de ellos se ubica en las clases altas.

Noches de radio. 157.000 oyentes. Representa una débil competencia frente a la potencia de los programas deportivos, pero es una alternativa para los insomnes que prefieren la actualidad al fútbol. Un 3% de los seguidores de Concha García Campoy tiene menos de 25 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de enero de 1995