Leguina no encuentra una mujer con tirón para pujar por la alcaldía

El PSOE, no ha decidido aún cuál será su candidato a la alcaldía de Madrid en mayo. Apenas a dos semanas de que las bases de la Federación Socialista Madrileña (FSM), con 20.000 militantes, refrenden con su voto la propuesta oficial de candidatura, ésta se desconoce. El presidente de la Comunidad, Joaquín Leguina, se mueve desde hace meses con las manos libres para buscar a la persona idónea con el objetivo de no dar por perdida la batalla de Madrid. Utiliza incluso el resultado de una encuesta que recomienda que el número uno sea una mujer. Varias de las posibles candidatas, como la ministra Cristina Alberdi o la militante de Izquierda Unida Cristina Almeida, han rechazado el primer ofrecimiento. Otras como la eurodiputada Paca Sauquillo o la concejal y ex delegada del Gobierno Ana Tutor, querrían pero no tienen suficientes respaldos. Los ministros tanteados también han dicho no.Sólo Leguina conoce con exactitud los datos de la encuesta que él ha encargado, para orientarse sobre las preferencias políticas de los madrileños. Algunas de las preguntas efectuadas llevaban incluso su firma. Leguina es un especialista en demografía. Los sondeados -a encuesta es más cualitativa que cuantitativa- reclaman una presencia mayor de mujeres y un equipo joven que respalde las listas electorales. Todo indica que la renovación se efectuará y servirá además, en el caso de que el PSOE pierda, para que los nuevos concejales se rueden en el ejercicio de una oposición más dura que la planteada en este mandato.

La primera reacción a estas demandas reflejadas por la encuesta ya se ha producido. Militantes de la FSM ligadas al área de la mujer propondrán a sus compañeros que en las listas se reserve una cuota del, 36% para mujeres socialistas, de, esta federación. Ese porcentaje se corresponde justo con el de militantes femeninas de la FSM. Ahora el cupo se ha detenido en el 23%.

PASA A LA PÁGINA 3

Guerristas y renovadores de la FSM valoran el perfil social para alcalde de la ministra Alberdi

VIENE DE LA PÁGINA 1En la encuesta electoral que maneja el presidente regional Joaquín Leguina, también se pedía la valoración de algunas líderes con presencia social. A partir de ese momento afloró el juego de la quiniela de nombres posibles para el puesto, aunque el secretario general de la FSM, Jaime Lissavetzky, no ha realizado ninguna oferta firme. La propuesta oficial se formalizará a partir del 9 de enero y antes de que los días 20 y 21 las asambleas locales den su veredicto. En esas fechas se sabrá definitivamente quiénes serán los candidatos a alcaldes de los 13 municipios de la Comunidad con más de 50.000 habitantes.

La lista de la capital es la que verdaderamente preocupa, aunque una gran parte del partido, fundamentalmente los guerristas, asumen que la victoria es imposible y están más ocupados por mantener su poder.

Se ha hablado varias veces con el rector de la Universidad Carlos III, Gregorio Peces Barba, para desatar sus posibles apetencias al puesto de alcalde y éste ha contestado siempre que no quería volver a la brega política diaria. En otro momento se filtró como rumor, para conocer la respuesta del interesado y de la opinión pública, la posibilidad de fichar al ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez. Éste, a través de terceras personas, desmintió cualquier interés.

Fuentes próximas a Leguina aseguran que éste ha recurrido incluso a su vieja amistad con Cristina Almeida, militante destacada de la corriente crítica de IU Nueva Izquierda, y que ésta también se negó. Ambos coincidieron como concejales en la primera corporación democrática de Madrid. Almeida no pudo ser localizada por este periódico para dar su versión.

Hace ya unos meses que militantes renovadores de la FSM le comentaron en una reunión privada la posibilidad de competir por la alcaldía a la ministra de Asuntos Sociales, Cristina Alberdi. Primero dijo que no. Pero su negativa no sonó suficientemente rotunda. No ha sido descartada. Es apoyada por varios compañeros del Consejo de Ministros. Sin embargo, algunos militantes de la FSM,críticos opinan que le falta bagaje político. Alberdi es independiente. Fuentes del sector guerrista de la FSM, por el contrario, verían con buenos ojos esta opción.

Otras candidatas con menos probabilidades pero en el candelero serían la eurodiputada Paca Sauquillo, vinculada al movimiento de las organizaciones no gubernamentales, y la concejal Ana Tutor, que fue delegada del Gobierno en Madrid. Fuentes renovadoras y guerristas de la FSM recelan de las dos porque dudan de su tirón popular.

Lo que todos los sectores de la FSM aceptarían como bueno depende de una solución más drástica que implica a Felipe González y una hipotética remodelación de su Gobierno antes de las municipales. Leguina quiere que el presidente del Gobierno se moje en la lucha por Madrid con alguno de sus ministros más relevantes. El perfil se detiene en Javier Solana, titular de Exteriores, miembro con Leguina del renovador clan de Chamartín. Este también ha respondido que no.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 05 de enero de 1995.

Se adhiere a los criterios de