Leganés da 160 millones al equipo de fútbol a cambio de que no contrate extranjeros

La federación prorroga hasta junio la reconversión del club en sociedad anónima

La ruina económica ya no es una amenaza para el Club Deportivo Leganés. El Ayuntamiento, gobernado por el PSOE, y la directiva pepinera han sellado un próspero acuerdo para que el equipo reciba 160 millones de pesetas en los próximos cuatro años mientras no descienda de categoría y no contrate a extranjeros. En la corporación, sólo Izquierda Unida (IU) ha criticado el convenio por favorecer a una entidad en perjuicio de otras. Además, la Federación Española de Fútbol les ha dado una moratoria de seis meses para transformarse en sociedad anónima.

El convenio entre el Leganés y el Ayuntamiento establece una subvención de 40 millones al equipo durante las cuatro próximas temporadas. Sólo se revisará el acuerdo en detrimento del Leganés si el conjunto desciende de la Segunda División A. Existe otra cláusula tácita en el convenio, según el concejal de deportes, Florencio Izquierdo. "Con ese dinero está claro que no podrán hacer fichajes extranjeros ni despilfarrar el dinero", aclaró el edil. Ambas partes, dijo Izquierdo,. "entendemos que- hay que seguir confiando en la cantera para sacar el proyecto hacia adelante". La subvención municipal anual (40 millones) se reparte así: 25 millones se destinarán cada año a comprar 2.000 entradas para los 25 partidos de Liga y Copa de la temporada. El consistorio repartirá cada. domingo de Liga los pases en los colegios de la localidad. Diez millones de pesetas de la institución servirán para el mantenimiento del campo. El Trofeo Villa de Leganés, a disputar en el mes de agosto, se comerá los otros cinco millones de pesetas.

Además del dinero, el acuerdo supone beneficios materiales incalculables para el Leganés. El Ayuntamiento cede al club un campo de nueva construcción durante 99 años. De esa forma, la directiva podrá explotar sin obstáculos la publicidad estática y la megafonía.

El acuerdo sólo ha sido condenado por IU. El resto de grupos políticos (PSOE, PP y CDS) ha votado en el pleno a favor del compromiso. Para el portavoz de IU, Eduardo Cuenca, el convenio favorece demasiado al Leganés: "No comprendemos cómo se puede. destinar tanto dinero a un equipo".

Críticas de IU

Según Cuenca, el Ayuntamiento debería hacer un reparto más proporcional de las ayudas y potenciar el deporte de base. La coalición calcula que una cuarta parte del presupuesto del club (calculado en 160 millones) corre así por cuenta del Ayuntamiento.

Sin embargo, el alcalde de Leganés, el socialista José Luis Pérez Ráez, sólo observa ventajas para la ciudad y para el deporte con el acuerdo. "No se trata de beneficiar más a unos que a otros", indicó el regidor. "El Leganés es el equipo que, más representa a la ciudad, y mientras siga siendo así tendrá el tratamiento que ha quedado reflejado en el convenio", añadió Ráez ayer durante una conferencia de prensa. El concejal de deportes agregó que en el acuerdo el Ayuntamiento entrega dinero, pero recibe a cambio entradas y otros beneficios. Manuel Martínez, concejal del PP, tampoco pone ninguna objeción. "No nos parece exagerado que se prime así al Lega porque juega en una categoría importante y representa a la ciudad".

El presidente del Leganés, Jesús Polo, dueño de una fábrica de cementos, está encantado con el convenio. "Es una garantía para nosotros", señaló. Para el máximo responsable de la entidad, se aleja así cualquier peligro económico para el club de fútbol.

Al mismo tiempo que firmaba ese convenio, el Leganés recibía otra fenomenal noticia. La Federación Española de Fútbol le concedía una moratoria hasta el 30 de junio para transformarse en sociedad anónima. El plazo, que' acababa ayer, se amplía seis meses, para respiro del Leganés, que sólo había cubierto el 1% de las acciones.

El club podrá dirigirse a entidades y firmas para completar el capital social de 162 millones en acciones de 10.000 pesetas. Sin embargo, el Ayuntamiento sí que ha advertido que no va a comprar ni una sola acción. "Sólo podemos hacer de intermediarios, para buscar recursos" indicó el alcalde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de enero de 1995.