Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
IV ASAMBLEA DE IZQUIERDA UNIDA

Un discurso para explicar cómo hay que gobernar desde la izquierda

Estar en la "antesala de la Moncloa" y gobernar en ayuntamientos y comunidades sería "flor de un día" si no se cambian los valores de la sociedad. Julio Anguita, coordinador general de Izquierda Unida (IU), abrió la cuarta asamblea federal de su formación con un planteamiento claro: IU quiere gobernar, pero lo que le importa en mayor medida es "construir la alternativa", difundir en la sociedad un nuevo marco de valores. "Con mayoría absoluta en la Moncloa fracasaríamos si no se construye la alternativa", dijo Anguita con rotundidad.Austeridad, justicia, planificación económica, derechos humanos, solidaridad. Fueron conceptos repetidos varias veces por el coordinador general de IU. "Hay que aplicar otro código de valores, porque si no terminaremos siendo como aquellos a los que estamos criticando", resumió Anguita.

El líder de Izquierda Unida instó así a los suyos a defender lo que consideren justo, por mucho que ahora mismo se queden solos frente a todas las demás fuerzas parlamentarias. "Al final, ganamos", apostilló convencido.

Por la tarde, en el discurso con que respondió a los distintos portavoces de las delegaciones, Anguita hizo hincapié en que la política de adelantamiento al PSOE y consecución de la hegemonía de la izquierda en que IU se ha embarcado no sirve para nada si se queda en un simple adelantamiento electoral, si no está al servicio de una actuación política alternativa. El líder de Izquierda Unida fue más allá y aseguró que su formación es "el proyecto que está necesitando la sociedad española".

Reservarse para la clausura

Anguita no leyó su informe de gestión, que el millar de delegados conoce desde hace cerca de dos semanas, y se dedicó en algo más de una hora a un discurso genérico, con abundancia de principios teóricos y escaso descenso a detalle concreto. Distintos delegados y miembros de la dirección saliente de IU opinaban que su líder probablemente se reserve su intervención de más fuste para la clausura de mañana domingo, tras su segura reelección como coordinador general.

En su discurso de la tarde, mucho más armado que el matinal, el coordinador general de IU aludió a otra de las cuestiones importantes a debate en este conclave: las relaciones con los sindicatos.

Anguita repitió varias veces la palabra "ojalá" para mostrar su vehemente deseo de que IU y los sindicatos pudieran llegar a un programa de actuación común, pero dejó claro que eso será a partir de un diálogo entre todos y que Izquierda Unida, en virtud de su independencia, no respaldará de entrada las propuestas sindicales simplemente porque vengan de las centrales. Distintos sectores de IU, y así queda plasmado en varias de las enmiendas, critican, en ocasiones con dureza, la política que los dos sindicatos mayoritarios están siguiendo en relación con la tarea económica del Ejecutivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 1994