Un hombre muere a los nueve días de recibir una paliza

Janko Benolkowski, polaco de 34 años, falleció el pasado lunes en el hospital Doce de Octubre a causa de los golpes que supuestamente le había propinado nueve días antes su amigo y compatriota Tadeus M. J., de 39 años. La pelea se originó la noche del 26 de noviembre en un piso compartido de Leganés por una discusión sobre política. Tras ser golpeado, Janko se negó a acudir al médico y siguió su vida hasta que el día 1 fue hospitalizado. Tadeus ha sido detenido bajo la acusación de homicidio, y su compañera Halina, por encubrimiento.

El fallecido trabajaba como soldador en la empresa Gas Natural. Cobraba 200.000 pesetas al mes, según sus amigos polacos. Ingeniero en Polonia, abandonó su país en 1990 y, tras vivir en Madrid, se instaló hace un año en Leganés junto a su compatriota Tadeus. Ambos vivían en un piso escasamente amueblado del barrio de Zarzaquemada. Con ellos estaba Cobi, una mujer separada, morena y de complexión fuerte, compañera sentimental de Janko. Los fines de semana también acudía a este domicilio la novia de Tadeus.

Según los vecinos, todos los viernes y sábados se reunían en el domicilio de Juan muchos polacos. "Se emborrachaban, gritaban y se peleaban", aseguraba ayer la portera del inmueble. Esta mujer, en una ocasión tuvo que llamarles la atención a causa del jaleo que originaban los fines de semana. "Aunque eran muy educados, embriagados armaban un terrible follón", comentan los residentes del bloque.

Alcohol y política

La noche de la pelea, el sábado 26 de noviembre, Janko y Tadeus bebieron vodka y se emborracharon, explicaron ayer dos de polacos que se han instalado en el piso de Janko. Según su relato, ambos discutían de política y mujeres, y Janko, un hombre tranquilo, se excitó cuando criticaron a varios, sectores políticos de su país. Tras las voces y los gritos, Tadeus y Janko se enzarzaron en una pelea. Janko cayó. Tadeus le cogió la cabeza por el pelo y le golpeó contra el suelo cuatro veces. Instantes después huyó con su novia. Cobi, la compañera de Janko, comentó a la dueña de un bar próximo que vio toda la lucha, pero que no reaccionó porque en otras peleas nunca había pasado nada.Después de la riña, Janko, sin heridas externas, se fue a una discoteca de Leganés. Se negó a ir a un médico a pesar de la insistencia de su amiga. A los tres días comenzó a sentirse mal, y el miércoles, un dolor agudo zumbó en su cabeza. Esa noche los médicos del servicio de urgencias del Insalud le atendieron. De nuevo se resistió a acudir al hospital. Al día siguiente, jueves, Juan fue trasladado al hospital de Leganés, donde le diagnosticaron tres coágulos de sangre. El viernes día 2 fue trasladado al Doce de Octubre. A su novia Cobi le dijeron ese día que estaba clínicamente muerto. Al día siguiente, lunes, falleció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de diciembre de 1994.