Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Las sillas' de lonesco amueblan El Canto de la Cabra

Una pareja de ancianos que quieren justificar retrospectivamente una vida de fracasos y humillaciones. Unas sillas que invaden el escenario. Un Orador sordomudo. El vacío existencial expresado a través de personajes grotescos y tragicómicos. La obra maestra de Eugene Ionesco, Las sillas, uno de los mejores ejemplos del llamado teatro del absurdo, cobra vida a partir de hoy en la sala El Canto de la Cabra. Dirigido por Beatriz Gutiérrez, el tinglado corre a cargo de la compañía La Pajarita de Papel. Se trata de un montaje ya estrenado en Madrid, y que ha obtenido, incluso, la bendición de públicos foráneos. Fue una de las tres obras a cargo de compañías españolas que formó parte del programa del último festival internacional de teatro de El Cairo (Egipto), celebrado en septiembre.

"La escenografía que utilizaremos en El Canto de la Cabra es más pequeña de la que solemos emplear, por razones de espacio", comenta Rodolfo Cortizo, director de la compañía y uno de los dos intérpretes. "A cambio", apostilla, "pretendemos trabajar más con el público".

Las sillas, de Eugene Ionesco. El Canto de la Cabra (calle de san Gregorio, 8). Del 25 de noviembre al 18 de diciembre. De viernes a domingo, a las 21.00 horas. Entrada: 1.200 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 1994