Perico se despide de Madrid ganando en Alcobendas

Perico Delgado quiere ganarlo todo en esta temporada que pone fin a su carrera de 13 años como profesional de la bicicleta. Y ayer se adjudicó el Criterium Internacional de Ciclismo de Alcobendas ' (82.000 habitantes), igual que había hecho en otras pruebas similares disputadas en distintas provincias españolas. El segoviano voló sobre el asfalto de la calle de Manuel de Falla, espoleado por los gritos de ánimo de los 20.000 espectadores que se dieron cita en torno al kilómetro de recorrido que tenía el circuito alcobendense. Sus rivales formaban el estrellato del ciclismo: Induráin, Chiapucci, Berzin, Luc Leblanc, Olano, Bortolami...Delgado fue el primero en la general y también el vencedor en una de las tres pruebas, la de fondo, que cerró el Criterium con un recorrido de 25 kilómetros. En la manga inicial -contrarreloj por equipos sobre cinco kilómetros-, Perico, Induráin y otros banestos lograron la segunda Oaza; en la prueba de eliminación (25 kilómetros, 26 participantes y en la que el último de cada vuelta debe retirarse, con sprint final entre los dos finalistas), venció Miguel Induráin. El italiano Chiapucci fue segundo y Delgado quedó tercero. Todo era propicio ayer para el segoviano: una mañana luminosa y miles de espectadores entregados a despedirle con triunfo. Otro rey de la bicicleta, Miguel Induráin, no pudo con su compañero de equipo y tuvo que contentarse con la segunda plaza en la general, seguido de Chiappucci (tercero) y del actual campeón del mundo, Luc Leblanc (cuarto). El ruso, Berzin, ganador del pasado Giro, fue quinto.

Grandes y pequeños se pega ron a las vallas que protegían el circuito, desde primeras horas de la mañana, para ver de cerca el fulgurante paso de los ciclistas.

Los más pequeños, como Fernando, de ocho años, se debatían entre sus preferencias. Apenados por la marcha de Delgado, pero radiantes con Miguelón, "el mejor" para casi todos. Pero "Perico es diferente, es muy simpático y para mí es el mejor", decía Julia, de 45 años.

La expectación que cada año levanta el Criterium Internacional con la masiva afluencia de público y de medios de comunicación tenía perplejo al actual campeón del mundo, Luc Leblanc (casado con una española), quien exclamó: "Esto debe de ser muy importante". El francés tuvo ocasión de demostrar su buen humor cuando reclamó un poco de atención para él en el podio, porque el público aplaudía desenfrenado a un emocionado Perico.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS