Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guerra rompe el principio de acuerdo entre los dos sectores del PSOE de Sevilla

Alfonso Guerra impidió ayer que prosperase el principio de acuerdo alcanzado la noche del jueves por los dos sectores del PSOE de Sevilla para acudir unidos en una sola candidatura al congreso provincial de hoy. Guerra, en una charla telefónica con su candidato, Manuel Copete, se opuso a que los guerristas, que arrancaron contrapartidas consideradas claves para ellos, dieran su visto bueno a la canditura encabezada por las dos bestias negras del guerrismo: Carmen Hermosín y José Rodríguez de la Borbolla, aspirantes a la secretaría y presidencia provincial.

Los dos grupos llegaron la noche del jueves a un principio de acuerdo en el que los renovadores se hacían con el 70% de los puestos de la ejecutiva y los guerristas con el 30% restante, con Hermosín al frente de la secretaría provincial y De la Borbolla como presidente. Hermosín, que se había mostrado muy reticente a aceptar cualquier diálogo si los seguidores de Alfonso Guerra seguían manteniendo el colectivo Socialismo Hoy, dio incluso su visto bueno a este asunto tomando como válido el argumento de que no se puede deshacer algo que no existe.

Además, los renovadores accedían a crear una secretaría destinada a los asuntos sindicales, una de las prioridades de la candidatura de Copete, y que ocuparía el dirigente sevillano José Luis Girón. El pacto contó desde el primer momento con la oposición del núcleo duro del guerrismo, que ejerció todo tipo de presiones.

Todo estaba casi cerrado, pendiente del visto bueno de Guerra. Este, en una larga conversación telefónica mantenida ayer con el candidato guerrista a la secretaria provincial, se mostró disconforme con el acuerdo, desbaratando el diálogo. Copete, en declaraciones a El PAÍS, dio por segura la presentación de su lista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de octubre de 1994