El Banco de Inglaterra sube medio punto los tipos de interés para prevenir la inflación

Las presiones de la banca británica reclamando un mantenimiento del precio del dinero han servido de poco. El Banco de Inglaterra decidió ayer subir medio punto los tiros los tipos de interés hasta el 5'75%, provocahdo las críticas de empresarios y centrales sindicales. Esta subida y el dudoso comportamiento del IPC de agosto provocaron ayer fuertes tensiones en los mercados financieros españoles. La Bolsa de Madrid cayó un 2,12% y el mercado secundario de deuda mantuvo la tendencia vendedora con rentabilidades del 11,38% en los títulos a diez años con interés nominal del 8%.

La decisión del ministro de Hacienda del Reino Unido, Kenneth Clarke, tomada de común acuerdo con el Gobernador del Banco de Inglaterra, Eddie George, en la reunión que ambos celebraron el miércoles pasado, se basa, según explicó ayer el propio Clarke, en los temores del Ejecutivo a un aumento de la presión inflacionaria, como consecuencia de la extraordinaria "buena forma" de la economía del Reino Unido. La medida adoptada por el Gobierno británico, -que provocó una inmediata caída en la Bolsa de Londres, con una subsiguiente recuperación- ha sembrado toda clase de dudas respecto a la solidez de la aludida recuperación económica, toda vez que la tasa de inflación -2'2% el pasado mes de Julio- se mantiene en los índices más bajos de los últimos 27 años. Aun así, Kenneth Clarke justificó la decisión del Gobierno en base a la extrema buena forma de la economía, "estamos al frente de la recuperación económica en Europa", insistió Clarke, lo que no quiere decir que no haya que tomar medidas precautorias para contener la tendencia inflaccionista, "una vieja enfermedad británica, que ha destrozado la buena marcha del crecimiento económico en los años ochenta". Sin embargo, Clarke, negó que los presupuestos para el próximo años, que serán presentados en noviembre, contemplen la reducción de impuestos, que reclamaba un amplio sector del Partido Conservador.Desde hace justamente dos años, el 12 de septiembre de 1992, -el llamado "miércoles negro"-, cuando los tipos de interés sufrieron una subida de cinco puntos para defender la estabilidad de la libra, no se había registrado en el reino Unido ningún aumento en el precio del dinero. El anterior movimiento en este sentido se remonta a octubre de 1989. Pese a la visión optimista del canciller del Exchequer, el aumento de los tipos de interés fue calificado ayer por el vicepresidente de la Cámara de Comercio Británica, Richard Brown, lisa y llanamente como un "sabotaje a la recuperación económica". No fueron menos radicales los términos empleados por John Monks, secretario general de la Confederación de Centrales Sindicales (TUC), para quien la medida es "dañina y errónea" ya que a juicio de las centrales "la recuperación económica va lenta y no existen señales de tendencia inflacionaria". Tony Blair, líder del Partido Laborista hizo hincapié en que la decisión de subir el precio del dinero sólo demuestra "la inhabilidad de nuestra débil industria para sostener el crecimiento económico sin riesgos de inflación". Por su parte, dos de las principales sociedades de crédito hipotecario -una especie de cajas de ahorro-, anunciaron una inmediata subida de los tipos de interés. Aun así la cautela se impuso en el resto de los bancos e incluso en el mercado bursátil.

Apoyo del Banco de España

En España la tensión de los mercados provocó la intervención del banco emisor que preocupó a todos, al inyectar 459 millones de pesetas en el mercado monetario a un tipo de interés del 7,7%, un dato que puede no ser más que un aviso a las instituciones necesidades de liquidez, pero que el mercado no ha podido dejar pasar de largo. El mercado interbancario sumó a las tensiones propias del final de decena -hoy se celebra subasta- el temor a una actuación similar a la del Banco de Inglaterra por parte del Banco de España, a pesar de que las últimas declaraciones oficiales apuntaban en el sentido contrario en plena discusión sobre los apoyos al Gobierno para la aprobación de los Presupuestos del Estado. Otro factor de peso en esta sesión fue la publicación por parte de Salomon Brothers de sus expectativas sobre Bolsa y tipos de interés . La firma norteamericana asegura que la reserva federal podría subir nuevamente los tipos de interés en medio punto en noviembre, aseveración que cuenta con un amplio consenso entre los operadores del merca do estadounidense.

La Bolsa española, teniendo en cuenta la precaria situación que vive desde hace tres semanas, asumió el conjunto de datos que apunta hacia una subida de los tipos de interés y sufrió una nueva corriente vendedora que hizo perder al índice selectivo Ibex 35 un 1,49%. El índice de la Bolsa de Madrid perdió un 2,12%, pero la diferencia con el Ibex 35 se debe a que tuvo que acoplarse a los precios del viernes pasado, que en Madrid fue festivo.

Frente a los temores del mercado a un repunte de los tipos de interés está la actitud del Bundesbank que, de cara a la reunión de su consejo el próximo jueves, ha convocado dos nuevas subastas de repos al mismo tipo de interés de las siete semanas anteriores, el 4,85, lo que garantiza tranquilidad en este aspecto hasta después de las elecciones en Alemania.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción