_
_
_
_

Cuatro guardas del metro, heridos por 'skin heads'

Los cabeza rapadas han vuelto a la carga. La alarma policial se disparó a las 0.30 de la madrugada del domingo, con escenario en un arcen del metro de Tribunal. Cuatro vigilantes jurados y dos viajeros resultaron contusionados e ingresados en el hospital. Tres skins fueron detenidos.

PASA A LA PÁGINA 3

Una banda de 'cabezas rapadas' monta una trifulca en el metro tras acosar a dos chicas

VIENE DE LA PÁGINA 1

La movida empezó en los andenes del metro de Tribunal, a las 0.30 del domingo, cuando numerosas personas aguardaban el tren que pasa a esa hora con una cadencia de 15 minutos. En el andén se había concentrado un numeroso grupo de rapados junto a dos chicas. Durante la espera los rapados se metieron con una de las chicas, que les contestó, y a continuación uno de ellos intentó agredirla sexualmente, según informa la Jefatura Superior de Policía. Varias personas reaccionaron en defensa de las dos jóvenes. Entonces se desencadenó una espectacular trifulca.

Una pareja de vigilantes que se encontraba en ese momento en los sótanos de Tribunal intervino en la pelea. Al tiempo, el jefe de la estación avisaba a la central de protección, que reclamaba varias unidades de la policía. Otros dos vigilantes entraban también en acción y los cuatro miembros de seguridad se enfrentaban con la ayuda de tres personas a los rapados, que portaban objetos punzantes, según relató un miembro de la empresa de seguridad Protecsa, encargada de la vigilancia del metro. Los rapados huyeron y en la fuga tres fueron detenidos: R. D. I. P., de 28 años; su hermano M. I. P., de 21, y O. M. B., de 21.

Los cuatro vigilantes, una pareja de Protecsa y otra de Prosesa fueron trasladados con contusiones y magulladuras a una clínica próxima. También fueron evacuadas dos de las personas que salieron en defensa de las dos chicas. Dos vigilantes han sido dados de baja por tener lesiones en un dedo y diversas contusiones.

El puesto de control de protección civil y seguridad del metro llevaba varios días en alerta debido a que los rapados habían vuelto a aparecer en estaciones como Tribunal, Tirso de Molina, Moncloa y Bilbao. "No suele haber más de dos vigilantes por estación, pero durante los dos últimos fines de semana se había detectado riesgo en la red y se había dado mayor servicio en estas estaciones", comentó un técnico de seguridad del metro. "Beben más de la cuenta y se pasan", agregó. "Y vienen produciendo peleas, pero sólo ahora han acabado en hechos violentos".

El segundo acto protagonizado por rapados sucedió a la 1.30 del domingo en la calle de San Andrés, cuando un joven, aún sin identificar, fue atacado con un arma blanca. Según la policía se trataba de tres rapados que le causaron una herida leve en un costado. Los agentes aseguran que la víctima huyó despavorida, pero varias personas pudieron alertar a la policía, que arrestó a los tres autores de la agresión. Los detenidos son F. L. G., de 16 años; Eduardo H. M., de 17, y A. J. P., de 20.

Y el tercer incidente se produjo en la calle de Federico Rubio. Una hombre, de 24 años, también cabeza rapada, intentó quemarse delante de su casa. Se encuentra ingresado en la UVI del hospital de La Paz y su estado es muy grave. En su domicilio se hallaron dos pistolas y un revólver de plástico, que contenía seis balas reales, una de ellas de calibre 38.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_