Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Negociaciones con Pueyo y Hachuel

El principal cuello de botella de Banesto en la renegociación de sus créditos está en el grupo Pueyo, propietario entre otras empresas del grupo turístico Oasis. Los riesgos crediticios contraídos por Banesto con Pueyo, un empresario balear afincado en Estados Unidos, ascendían a 61.952 millones de pesetas. A ello hay que añadir otros 20.302 millones procedentes de las participaciones accionariales directas e indirectas del banco en el grupo. Las negociaciones para arreglar esta situación, según aseguran fuentes del banco, se encuentran con algunas dificultades. La entidad estaría dispuesta a desprenderse del 50% que tiene en Oasis. A cambio, Banesto exige la devolución de los inmuebles que vendió a Pueyo, entre ellos su sede en el madrileño Paseo de la Castellana 7.Los citados inmuebles fueron vendidos a Pueyo dentro de la sociedad Gescam. El empresario recibió, además, un crédito de 12.000 millones del propio banco para comprarlos. La operación fue ejecutada a través de Reve Holding, sociedad con la que también adquirió el 50% de La Unión y el Fénix.

Banesto utilizó su relación con Oasis "para realizar operaciones de conveniencia para ambas partes, que llevaron a asumir riesgos con la propia cabecera del grupo, Kielsestein Stiftung, y otras filiales de ella", según el Banco de España. Banesto se valió de Oasis para maquillar su balance. Para ello varió el criterio de valoración de su 50% en la empresa. La revalorización fue de 6.165 millones, a los que hay que añadir un préstamo de 50.124 millones. Documentos internos del banco prueban que Banesto había utilizado Oasis para aparcar el 1,5% del capital de la entidad, lo que ha podido dificultar las negociaciones.

Otro frente abierto es el de Jacques Hachuel, con el que parece más complicado alcanzar un acuerdo. Hachuel fue uno de los hombres en los que más se apoyó el anterior presidente del banco para realizar operaciones. Banesto le ha exigido. la devolución de 15.105 millones prestados a Protic (8.754 millones) y Servifilm (6.351). A través de Portic, Hachuel tiene muchas de las obras de arte que le han hecho uno de los más conocidos coleccionistas de España. Las garantías prestadas por esta sociedad se elevan a 2.188 millones, por lo que la provisión todavía necesaria es de 6.566 millones.

Servifilm, por su parte, avaló como garantía el 15% de Tele 5 (5% directo y 10% indirecto). Esto significa que si Hachuel no paga, Banesto se quedaría con la propiedad del 15% de la cadena de televisión. Banesto ya posee el 24% de Antena 3, sin contar el 29% que tiene pignorado al Grupo Z y a su presidente, Antonio Asensio. El banco también podría pasar a poseer algunas fincas de Hachuel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de agosto de 1994