La oposición echa a Chaves de la Casa Sundheim

El presidente andaluz, el socialista Manuel Chaves, confirmó ayer que a su regreso de vacaciones no volverá a la Casa Sundheim, el palacete sevillano donde ha vivido los dos últimos años de manera oficial. Toda la oposición, y especialmente el PP e IU, convirtieron en uno de los ejes de su campaña en las pasadas elecciones autonómicas el lograr que Chaves abandonase su residencia oficial, a la que se había trasladado con su familia unos meses antes de comenzar la Expo. Populares e izquierdistas acusaron repetidamente al presidente andaluz de dispendio y de regocijarse en el lujo "mientras una buena parte de la población tiene que acudir a los subsidios para sobrevivir".

La Casa Sundheim es un señorial chalé de tres plantas de estilo Tudor, con diez dormitorios y diez cuartos de baño, en una de las zonas nobles de Sevilla la Avenida de la Palmera. Fue levantado por una familia inglesa con intereses en Huelva Chaves y su familia se trasladarán a un piso de alquiler en el barrio de la Macarena.El presidente andaluz ha optado por marcharse de Sundheim tras el acoso político al que le ha sometido la oposición y la presión que soportaron algunos miembros de su familia, según ha comentado él mismo en privado.

En la recta final de, la campaña electoral de las pasadas elecciones autonómicas y los primeros días de la legislatura, Chaves pidió a los dirigentes de la oposición que dejasen de hacer declaraciones sobre su vivienda y le dieran una tregua para organizar su traslado.

PP e Izquierda Unida amenazaron, incluso, con forzar su desalojo por la vía parlamentaria, dada la falta de mayoría absoluta socialista, y propiciar "el espectáculo de su desahucio" frente a las cámaras de televisión, según declararon dirigentes de ambas formaciones. Chaves, de visita oficial en la Feria de Málaga, eludió ayer hablar sobre su mudanza y sólo dijo: "No voy a hacer comentarios sobre el tema, porque creo que no afecta a los andaluces. Es una decisión personal; hay cosas mucho más importantes". El presidente explicó que no se ha trasladado aún ni ha hecho la mudanza porque no posee muebles. Y añadió: "Es una decisión que tengo adoptada desde hace tiempo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 18 de agosto de 1994.

Lo más visto en...

Top 50