Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bombero 'electrónico' se enciende

Ayer se encendió por vez primera el Vigía 2.000, un sistema que permite, usando el satélite Hispasat, descubrir incendios de un metro cuadrado a 10 kilómetros de distancia en las mejores condiciones meteorológicas. Una torre situada en el alto de un monte, en este caso el de Matachines, en Robledillo de la Jara (69 habitantes), soporta dos ojos. Uno es de infrarrojos -que es el que descubre, utilizando una escala de calor, el incendio en un radio de 10 kilómetros-.El otro es una cámara de vídeo que comienza a grabar cuando el infrarrojo ha visto el fuego. A muchos kilómetros de distancia, la grabación se recibe en el parque central de los bomberos de la Comunidad, en Las Rozas. La comunicación entre la torre y la central e hace usando el satélite Hisasat. Ayer, los bomberos del centro de control coqueteaban ya con el Vigía 2.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 1994