Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Triple pirueta bajo las sábanas

'Penthouse' publica fotos de Tonya Harding y Jeff Gillooly en pleno acto sexual

Una de las sagas más infames salidas del corazón de la América profunda en los últimos años, la protagonizada por Tonya Harding y su marido, Jeff Gillooly, culminará el próximo 2 de agosto en las páginas de la revista Penthouse. Bob Guccione, dueño de la publicación y magnate multimillonario del sexo impreso, pondrá al alcance del público 44 fotografías "explícitas" de la patinadora y su entonces marido-representante revolcándose en una cama de agua en su agitada luna de miel.Lo que se describe como un apasionado encuentro se produjo antes de que la pareja se separara y comenzara a acusarse mutuamente del violento ataque con una barra de hierro contra Nancy Kerrigan, la patinadora que competiría con Harding en los Juegos Olímpicos de invierno el pasado mes de febrero.

Las fotos están extraídas de un vídeo de 35 minutos que también se pondrá a la venta por cerca de 4.000 pesetas y que, según la revista, fue realizado por sus propios protagonistas. "Creemos que un gran número de parejas graban en vídeo sus propias experiencias sexuales por distintas razones, igual que lo hicieron Tonya y Jeff", declaró Guccione en un comunicado. "No hay nada de malo en ello. Se trata de una actividad sexual saludable". Y de una actividad lucrativa más saludable aún: el número de Penthouse en que aparecerán las fotos estará tres meses a la venta en los quioscos a un precio de 1.000 pesetas. La revista tiene una circulación media mensual de 1.250.000 ejemplares.

Guccione se negó a explicar cómo había obtenido la cinta, pero el diario The New York Post aseguró en su edición del martes que fue el propio Gillooly quien vendió los derechos por una cantidad que se estima en varios millones de dólares.

Gillooly tiene pendiente una condena de dos años de cárcel tras declararse culpable de una acusación de chantaje, y Harding, que no puede volver a patinar por haber admitido que sabía del ataque contra Kerrigan, es, según Guccione, "una gran atleta con un talento físico excelente que se ganó los corazones de mucha gente debido a su coraje y determinación". "Como recién casados", dice una de las leyendas del despliegue fotográfico, "Tonya y Jeff no pueden hacer suficiente para satisfacerse mutuamente".

La cadena de televisión Fox había mostrado en febrero algunas de las imágenes de la cinta. Harding declaró entonces desde Lillehammer, donde estaba compitiendo en los Juegos de Invierno, que no sabía nada acerca de la venta del vídeo. "Si la gente pudiera ponerse en mi postura, ¿cómo se sentirían?", dijo. Cómplice o no de la venta del vídeo, Tonya está 44 fotos más cerca de conseguir que el público compruebe lo que se siente al estar en su postura. O posturas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de julio de 1994