Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zedillo exige reabrir la investigación México sobre la muerte de Colosio

Partido Revolucionario Institucional (PRI) exigió el miércoles reabrir la investigación sobre el asesinato de Luis Donaldo Colosio después de que el fiscal especial Miguel Montes anunciara que daba carpetazo al caso. El fiscal determinó que la muerte del anterior dato presidencial fue obra exclusivamente de un loco. La reapertura del caso fue pedida expresamente por el candidato sustituto, Ernesto Zedillo.

Para que ocurriera esto tuvieron que pasar muchas cosas ese día en México. Entre ellas, el rechazo mayoritario de la población y de sus instituciones a las conclusiones del fiscal, que se quedó solo con su tesis e incluso fue presentado por algunos sectores de la población como el único loco del caso. Así se expresaba el diario El Universal, cuyos titulares eran muy concisos al respecto: "Debe Irse".La decisión del fiscal Miguel Montes, un jurista que algunos ya llegan a calificar de mediocre e incluso hasta de mediatizado, no ha podido ser más desafortunada. Hacía tiempo que no se recordaba en México una rechazo tan absoluto a una personalidad pública o a unas conclusiones políticas o jurídicas. Tampoco un escándalo de este tipo, y menos en medio de una campaña electoral como la que vive el país de cara a los comicios presidenciales del próximo 21 de agosto.

Posible conjura

Nadie se cree que Colosio haya sido asesinado por una sola persona: el detenido Mario Aburto, a quien este fiscal atribuye no sólo responsabilidad material sino también la intelectual.Es más: la tesis de la conjurar permanece y todavía siguen tres individuos más en prisión, procesados por su participa ción en el crimen. Concreta mente, los guardaespaldas que acompañaban a Colosio en el momento del suceso y que, se gún se deduce de las imágenes grabadas en un vídeo, ayuda ron al asesino a abrirse camino hacia el blanco.

Lo más soprendente del caso es que indirectamente el fiscal Montes le ha permitido al PRI -un partido que acude a las próximas elecciones indeciso por el resultado y con menos ventajas que nunca- tomar la iniciativa política, que según la mayoría de los observadores había perdido desde hace tiempo.

Como un golpe de efecto se interpretó la decisión de Zedillo de que su partido abra una investigación sobre el caso Coloslo y cree para ello una comisión revisora del proceso. Esta comisión propuesta por el actual candidato del Partido Revolucionario Institucional estará compuesta por expertos en Derecho Penal, además de otros juristas especializados, y tendrá como misión satisfacerlas demandas sobre el caso de la opinión pública en general y de los militantes del PRI en particular.

La decisión de Montes no sólo ha originado un gran revuelo sino que ha sido utilizada. por algunos candidatos electorales mexicanos en beneficio propio. De bochornosa fue calificada en círculos intelectuales una declaración del candidato ecologista, Julio González Torres, que llegó a decir que en caso de que alcanzara la presidencia en tan sólo un mes presentaría a la opinión pública a los verdaderos asesinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de julio de 1994

Más información

  • Rechazo general a las conclusiones del fiscal sobre el asesinato