Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey y doña Pilar ceden la herencia de su padre a la infanta Margarita

El rey Juan Carlos y su hermana doña Pilar han renunciado en favor de su hermana, la infanta doña Margarita, a la parte legítima de la herencia que les legó su padre, don Juan de Borbón, según informa esta semana la revista Diez Minutos. El testamento, según las mismas fuentes, establece que la herencia del conde de Barcelona, unos 20 millones de pesetas y un apartamento en la localidad portuguesa de Estoril, se reparta a partes iguales entre sus tres hijos.Sin embargo, los dos hijos mayores de don Juan de Borbón, de mutuo acuerdo, han renunciado a la cantidad en metálico de la herencia legítima en favor de la duquesa de Soria, la infanta doña Margarita.

En el testamento del conde de Barcelona, el único inmueble que figura es un apartamento en Estoril, que se adquirió probablemente con parte del dinero de la venta de Villa Giralda, por algo más de siete millones de pesetas.

Don Juan de Borbón no poseía una gran fortuna, ya que sólo contaba con unos modestos recursos económicos y una sencilla propiedad, Villa Giralda, residencia oficial de los condes de Barcelona durante su exilio en Portugal, país que llegaron a considerar como su segunda patria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de julio de 1994