Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde cree normal la confusión inicial sobre el bando

José María Álvarez del Manzano , alcalde de Madrid, consideró ayer normal la confusión surgida en la primera jornada de aplicación del bando municipal sobre circulación, carga y descarga en el perímetro urbano de vehículos que excedan 5,5 metros de longitud y dos metros de anchura. La oposición socialista, por su parte, pidió la congelación del bando -cuya redacción calificó de improvisada-, habida cuenta de la falta de formación previa de los agentes municipales encargados de aplicarlo. Los transportistas de vehículos comenzarán hoy las movilizaciones contra el decreto municipal, si no reciben respuesta a sus demandas de paralizarlo, según anunciaron ayer.El alcalde, que presidía un acto para galardonar a escolares que concurrieron a un certamen sobre el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, justificó las limitaciones a la circulación, la carga y la descarga por considerar su extensión como causa principal del empeoramiento del tiráfico en la ciudad, informa Efe.

Ginés Meléndez, concejal socialista, dijo que, "pese a lo anunciado, no existe dispositivo especial del Cuerpo de Policía Municipal para aplicar el bando", por lo cual pidió al alcalde la congelación del decreto. Según Meléndez, no ha habido una formación previa de agentes para el nuevo cometido y subrayó que la plantilla de la Policía Municipal reducirá un 30% su capacidad el próximo mes por vacaciones.

La Asociación de Transportistas Autónomos (ATA) comenzará hoy las movilizaciones para detener la aplicación del nuevo bando municipal, según informó su presidente, Basillo Hidalgo. El presidente de la ATA señaló que su organización, comprometltda en bloquear la ciudad si el bando no es congelado y discutido, se encontraba a la espera de respuesta a la petición de una reunión con responsables municipales, formulada el mismo día (miércoles 15 de junio) de entrada en vigor del bando que limita la circulación, la carga y la descarga de camiones y furgonetas.

Un comunicado de la ATA difundido ayer señala que las consecuencias del bando para los miembros de la asociación son "la destrucción de su mercado, la condena al paro, la imposibilidad de cumplir los compromisos de pago asumidos en la compra de sus vehículos y la necesidad de mantener en el interior de éstos mercancías de gran valor cada vez que haya que interrumpir la circulación hasta el día siguiente".

Información municipal

El pasado 6 de junio, la ATA expuso sus puntos de vista al ingeniero de Caminos experto en Tráfico Sebastián de la Rica, de 54 años, director del Servicio de Circulación y Transportes del Ayuntamiento.La asociación considera que tales opiniones, consistentes en mantener el criterio de carga frente al de las dimensiones de los vehículos, no han sido tenidas en cuenta. De la Rica justificó el. bando por considerar que "el ciudadano percibe como molestas para el tráfico no las condiciones de la carga de un vehículo, sino sus dimensiones".

Pilar Miras, de 37 años, jefa del Departamento de Coordinación de la Información del Ayuntamiento de Madrid, dijo ayer que los distintos servicios informativos municipales "sí disponían del bando" (ver EL PAÍS de ayer), y que "dada la casuística tan detallada que supone su aplicación se intensificará más la formación de los operadores del 0 10 y de las oficinas de información para mejorar la asistencia a los ciudadanos en este asunto".

Algunas compañías de distribución de mercancías en la ciudad han partido los turnos de descarga dentro y fuera del perímetro urbano marcado, para concluir sus tareas antes de las 12.00 en el ámbito interior y después de esta hora en el exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de junio de 1994

Más información

  • El grupo socialista pide la congelación del decreto de carga y descarga