Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez engañado por el ex ministro británico viaja a Londres para dar su explicación

James Harkess, el juez británico retirado en Suráfrica engañado por su amigo el ex ministro conservador británico Alan Clark, que sedujo a su mujer y a sus dos hijastras (véase EL PAÍS de ayer), ha viajado en avión desde Ciudad del Cabo a Londres, acompañado de su esposa, Valerie, y su hija Josephine para "dar su versión de la historia". La otra hija implicada, Alison, que sigue viviendo en el Reino Unido, no mantiene buenas relaciones con su familia.Valerie, la esposa, había explicado previamente la reacción de su marido: "Temí que James se pudiera suicidar, o fuera a abandonamos, pero es un hombre maravilloso, tolerante, cristiano y dispuesto a perdonar. Nuestro matrimonio sigue intacto. Sé que nos va a llevar años volver a establecer una base de confianza, pero intentamos conseguirlo".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de junio de 1994