Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Procesados tres policías por el presunto asesinato del estudiante Ruano en 1969

La muerte del estudiante Enrique Ruano el 20 de enero de 1969, calificada oficialmente entonces como suicidio, ha originado, 25 años después, el procesamiento por presunto asesinato de los tres policías que condujeron a un registro al joven, cuyo cadáver apareció en un patio interior del edificio. Los tres agentes se encuentran en activo.El caso fue reabierto por el Tribunal Supremo, a instancias de la familia Ruano Casanova, representada por el letrado José Manuel Gómez Benítez, en enero último. El juez de instrucción número 5 de Madrid, José Alberto Gallego, declaró concluída la investigación y la remitió a la Audiencia Provincial de Madrid, que ayer notificó el procesamiento "por comisión de presunto delito de asesinato, contra Francisco Luis Colino Hernanz, Jesús Simón Cristóbal y Celso Galvan Abascal".

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial razona que existen "indicios racionales de criminalidad para procesar a los tres policías que intervinieron en el suceso, dado el círculo cerrado en el que se desarrollaron los hechos y teniendo en cuenta la situación de detención en que se encontraba el fallecido, la intervención de los tres policías en su custodia y la desaparición del fragmento de clavícula [en donde probablemente se alojó una bala, según la reconstrucción de los hechos] en relación con la precipitación y muerte de Enrique Ruano".

Según fuentes Policiales, Galván Abascal, que ha sido estrecho colaborador del delegado del Gobierno en Madrid, Arsenio Lope Huerta, está destinado en la oficina de coordinación de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, en la que Colino Hernanz, destinado con anterioridad en Torrejón de Ardoz (Madrid), es jefe de la sección de personal. Por último, Simón Cristóbal, anteriormente también destinado en la Jefatura de Madrid, está en situación de segunda actividad, previa a la jubilación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 1994

Más información

  • Los funcionarios implicados están en activo