Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA 1

El impacto de una rueda pudo matar a Senna

Max Mosley, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), explicó ayer que la muerte del piloto brasileño Ayrton Senna se produjo, probablemente, por el impacto en su cabeza de una de las ruedas que se desprendieron de su propio coche.

Mosley escribe: "Existe la fuerte sospecha de que Senna murió por culpa de un golpe en la cabeza de una de las ruedas delanteras y de la suspensión. Y de no haber sido por eso, posiblemente hubiera sobrevivido".

El campeón brasileño falleció el pasado día 1 en el circuito de Imola, después de que su coche se estrellara en un muro cuando iba a máxima velocidad en la curva de Tamburello. Las especulaciones iniciales señalaban que Senna había fallecido como consecuencia directa del choque contra el muro de cemento y se culpaba de su muerte a la ausencia de barreras de neumáticos protectoras. Según Mosley, el ángulo poco pronunciado en el que normalmente los automóviles de competición chocan con los muros de protección disipa el impacto. Sólo en raras ocasiones causa heridas graves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 1994