Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL MADRID BUSCA SOLUCIONES TRAS EL DESCALABRO EUROPEO

Arias: "Un tercio de la directiva está contra Valdano"

Mendoza busca entrenador, pero procura no dar ninguna pista. Todo lo más, ironiza sobre el asunto: "No duermo con mi mujer para evitar filtraciones. Dormiré en una residencia". Mendoza limita toda información a un perfil en el que entran cualquiera de los tres candidatos más nombrados (Artur Jorge, Valdano y Maturana): "Debe ser europeo o haber trabajado en el fútbol europeo saber varios idiomas, conocer el fútbol español -saber, por ejemplo, cómo es el campo del Osasuna-, tener entre 40 y 50 años, y practicar el fútbol que le gusta a la afición del Madrid, moderno y ofensivo. A cambio, Mendoza ofrece "total responsabilidad sobre el primer equipo. No tendrá competencias sobre la cantera. Está visto que no sirve para nada". Mientras Mendoza se guarda sus verdaderas inclinaciones, los integrantes de su junta directiva son menos reservados a la hora de emitir opiniones.Inocencio Arias, director general del Real Madrid, analizó ayer la situación. "Un tercio de la directiva se opone enérgica mente a la llegada de Jorge Valdano porque se sienten demasiado heridos por él. El resto no tienen problemas en que sea Artur Jorge o Pacho Maturana". Arias cree que el técnico colombiano ofrece un condicionamiento para su contratación: no podrá estar disponible hasta el 20 de julio por sus compromisos con el equipo de su país.

Mendoza está dispuesto a cerrar la operación en el plazo de unos días, explica Arias: "La junta le hizo ver al presidente que en 10 días, todo lo más finales de marzo, debe haberse contratado al entrenador para que éste supervisara los fichajes y los descartes. Ése es el plazo marcado". Mendoza quiere que el entrenador elegido le diga, por ejemplo, si Laudrup es o no un buen jugador para su equipo.

La directiva debate sobre los candidatos porque sabe que quien negocia y decide es el presidente. De Valdano se critica su "fiereza ante el Madrid" y la "herida que ha abierto en los madridistas". Maturana, apadrinado por Arrigo Sacchi ante Mendoza, es considerado por una gran parte de la junta como "otro Floro". "No creo que Maturana sea lo que necesitamos", indicó ayer un miembro de la directiva.

El Madrid, en opinión de sus dirigentes, necesita, porque así lo defiende la masa del club, "un entrenador que sea partidario del fútbol alegre y más atacante". Los peros en el caso de Artur Jorge son otros. La directiva ve complicada la negociación con el técnico del París Saint Germain porque tiene contrato en vigor, una ficha elevada, y el año próximo puede estar en la Copa de Europa. Mendoza no se echa atrás por estos condicionamientos. Sabe que el técnico portugués tiene, como confirmó a EL PAÍS el propio interesado, una cláusula de rescisión en su contrato de 75 millones de pesetas, que gana 25 millones anuales más que el último contrato de Benito Floro, y que sus relaciones con el club francés se han deteriorado.

Jorge se queja de que los jugadores vayan con demasiada frecuencia a protestar ante Michael Deniso, el director del club, quejosos de la férrea disciplina que impone el técnico. Tanta protesta no sólo ha deteriorado las relaciones entre Artur Jorge y la plantilla, sino también entre el técnico y los dirigentes del club.

El presidente del Madrid se ha entrevistado en los últimos días con dos hombres claves en la búsqueda de un técnico: Donofrio, un intermediario portugués amigo y socio de Artur Jorge, y Miguel Santos, quien además llevar a varios jugadores madridistas es el representante de Maturana. Santos está a punto de cerrar la renovación de Milla y ha aprovechado sus conversaciones con el Madrid para hablar del colombiano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 1994