Volkswagen aumenta su control ejecutivo sobre Seat con más nombramientos

Volkswagen ha aumentado su control sobre la línea ejecutiva de Seat. El grupo alemán ha comprometido mucho dinero para el reflotamiento de la empresa española tras la reciente decisión de perdonar 115.000 millones de pesetas de deuda a su filial y quiere controlar más de cerca la gestión.El presidente de Volkswagen, Ferdinand Piëch, ha nombrado a tres personas para incorporarse al comité ejecutivo de Seat, que preside Juan Llorens y que hasta ahora estaba formado por éste y los cinco vicepresidentes ejecutivos. Los designados son el español José Ignacio López de Arriortúa, Superlópez, director de compras y consejero ejecutivo del grupo alemán, y dos ejecutivos de la matriz, entre los que se encuentra Eduard Wilkers.

Estos nombramientos se unen a los que se han producido recientemente al frente de las áreas de finanzas y ventas, ocupadas por dos alemanes: Roland Schober (finanzas) y Detlev Schmidt (comercial). Schinidt sustituyó hace un mes a Manuel García Moreno y llega a Seat procedente de la filial checa Skoda.

Fuentes próximas a Llorens niegan que el nombramiento de Schmidt haya sido una imposición de Volkswagen y dicen que se debe a que la empresa "necesitaba un responsable comercial que conociera los mercados internacionales, ya vende más fuera que dentro de España". A los cuatro meses de llegar al cargo, Llorens no ha designado nuevos responsables en ninguna área. Volkswagen acaba de frenar la propuesta de Llorens de nombrar a Blas Alascio nuevo responsable de personal de Seat. Alascio, que hace años trabajó en el Ayuntamiento de Barcelona, ha sido director de personal de Renfe hasta hace un mes y medio. Fuentes próximas al presidente de Seat dicen que no ha habido ningún veto por parte de Volkswagen a Alascio, aunque otras fuentes aseguran que sí.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS