Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del rosario a los 'gay'

Los Premios Ondas cumplen 40 años

El programa religioso El rosario radiado, de Radio Barcelona, obtuvo en 1954 uno de los Premios Ondas que aquel año había creado esta misma emisora. En 1993, uno de los Ondas -que esta noche se entregan en Barcelonalo ha obtenido el programa radiofónico de France 2 El coro de los gay, un reportaje sobre el sufrimiento de la comunidad homosexual de San Francisco (EE UU).La historia de los 40 años de los Ondas refleja no sólo la evolución de la sociedad española, a través de los espacios más innovadores y populares de sus distintas épocas, sino también las transformaciones que han experimentado los medios audiovisuales en el ámbito nacional e internacional.

Los Ondas -instituidos por la cadena SER a través de su emisora decana, Radio Barcelona- nacieron como unos premios especialmente dedicados a la radio, tanto en lo que se refiere a programas como a personajes -actores, locutores, escritores- ligados al que en aquella época -1954- era el gran medio de comunicación de masas. La radio ha sido el germen y la estrella de los Ondas. Casi todos los grandes nombres de la radio tuvieron en su momento su premio, desde Guillermo Sautier Casaseca hasta Matías Prats, pasando por José Mallorquí, Federico Gallo, Laura Valenzuela o José Luis Pécker, por citar sólo a algunos. Después, cuando llegó la televisión, los premios abarcaron también este medio. Al principio lo hicieron de forma tímida, pues quedaron englobados en la mismas categorías que los radiofónicos, pero a partir de 1968 ya contaron con apartados propios. Aquel año se premió, por ejemplo, a Cesta y puntos como mejor programa cultural y a Mary Carrillo como mejor actriz.

MÁS INFORMACIÓN

La lista de programas, premios, locutores, actrices y guionistas que durante todos estos años han recibido los premios es larga y es casi, en sí misma, un guión para la historia de la radiodifusión española. "Los Ondas han sido el termómetro anual de lo que pasa en el mundo de la radio y la televisión", comenta Josep Maria Martí, director de Radio Barcelona. "Han mantenido su prestigio durante todos estos años por la valoración que de los premios han hecho los mismos profesionales y medios. Se les ha valorado en la profesión porque era un galardón que no obtenía todo el mundo".

Los premios cambiaron de número y de categorías, pero mantuvieron siempre su doble versión radiofónica y televisiva. Coincidiendo con su 30o aniversario, en 1983, se produjo un cambio importante en la configuración de estos galardones, ya que se internacionalizaron. A partir de esa fecha, la Unión Europea de Radiodifusión (UER) auspició su apartado internacional, con lo que se convirtieron en uno de los pocos premios que reconoce esta entidad y reafirmaron su prestigio.

Internacionalidad

"El criterio de los Ondas internacionales, centrado en la calidad, innovación y popularidad, se ha mantenido durante todos estos años, y además se ha proyectado sobre los premios nacionales, que, sobre todo en su primera etapa, estuvieron marcados por la censura y los condicionantes políticos", comenta Martí. "De todas formas, los apartados nacionales han tenido en cuenta siempre aspectos más amplios, como la trayectoria o el reconocimiento profesional de determinadas personas".La constitución de los Ondas, en 1991, en premios audiovisuales del Grupo PRISA marcó una nueva etapa en la que se ha dado entrada a otros medios y se han reforzado los aspectos de rigor y exigencia de los galardones. Aquel año se crearon los Ondas de cine, y al año siguiente los Ondas de música. A partir de la presente edición se otorgan 27 premios distribuidos en los diferentes apartados nacionales, internacionales e iberoamericanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de noviembre de 1993