Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía practicó ayer casi un millar de controles en las 'rutas del bakalao'

El acoso policial a las rutas del bakalao que bordean algunas grandes ciudades ofreció entre el sábado y el domingo un saldo de ocho detenciones en Navarra, dos en Valencia, el decomiso de decenas de armas blancas y casi un millar de identificaciones.La actuación en Navarra se centró en la desarticulación de una red de suministro de drogas de diseño a las discotecas distribuidas a lo largo de las rutas de diversión. La red disponía de dos locales: un piso en Villaba y un local en Pamplona. El grupo antidroga de la Guardia Civil (GIFA), que vigilaba el funcionamiento de esta red de drogas sintéticas, intervino 3.398 dosis de éxtasis, 23.680 de cocaína, 665 de hachís y 1.920 de speed, así como 1.279.000 de pesetas en metálico. Sus integrantes, que pasarán hoy a disposición judicial, son: Juan Luis R. A., Miguel María 0. A., Felipe A. T., Alberto M. M., Manuel G. S., Ricardo B. M., Ramón G. G. y Marcos G. G., con edades comprendidas entre los 20 y 25 años.La Delegación del Gobierno en Navarra vincula esta red con las que funcionan en Valencia, comunidad que dio nombre y origen a las rutas imaginarias que recorren los jóvenes durante los fines de semana en busca de una diversión que mezcla las discotecas de música bakalao (percusión y ritmo a secas), ingestión de alcohol o drogas de laboratorio y conducción arriesgada. El elevado número de muertes juveniles ha movilizado a las instituciones hacia el refuerzo de los controles.

Una redada en Valencia -en los municipios de Lliria, Sueca y Paiporta- identificó a 732 personas y denunció a 136 por tenencia de pequeñas dosis de drogas (anfetaminas, speed, marihuana y hachís). En los controles requisaron 28 armas blancas y dos de fuego. Dos personas fueron arrestadas por conducir con exceso de alcohol.

Menos accidentes

Desde que las fuerzas se seguridad nacionales y locales iniciaron en verano el cerco a la ruta del bakalao valenciana la accidentalidad del tráfico ha disminuido en este territorio. No ha sido así en Cataluña, donde ayer volvió a producirse otro trágico accidente protagonizado por jóvenes. Al registrado la semana pasada en Sabadell, donde murieron los seis ocupantes de un vehículo, se suma el ocurrido a las seis y media de la mañana de ayer en la Ronda de Dalt, en la que un Seat Ibiza, matrícula B-3700-GM, que circulaba a velocidad excesiva, chocó contra una farola y unas palmeras. Carlos Arturo Miguel, de 18 años, y óscar López Rúa, de 28, fallecieron en el acto; otros dos amigos resultaron heridos.

En Barcelona, 163 personas se sometieron de forma voluntaria a los numerosos controles de alcoholemia que montó la Guardia Urbana. De ellas, 18 dieron positivo. Además, se realizaron 354 pruebas obligatorias.

Paralelamente, la Dirección General de Tráfico informó ayer de que han sido 36 las víctimas mortales en accidentes de circulación durante el fin de semana, en los que también hubo seis heridos graves y nueve leves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 1993

Más información

  • Fallecen otros dos jóvenes en Barcelona