Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Es un placer engañar a la prensa"

Cuando le preguntas si tiene trato con potencias ocultas, Anthony Blake sonríe, pero ni afirma ni niega. Si le dices que es un gran embaucador se siente halagado, porque su arte y su profesión consisten, precisamente, en eso. Y si le llamas ilusionista se le iluminan los ojos porque ésa es su pasión. Sabe que ha venido al mundo con una misión excitante: engañar. Y también sabe que a la gente le encanta dejarse encandilar.Suele terminar sus espectáculos con esta declaración: "Los supuestos prodigios que han visto y oído son pura imaginación de ustedes".

Su verdadero nombre es José Luis Panizo. Nació en Oviedo en 1955. Estudió Medicina, pero su afición al esoterismo farandulesco pudo más que Hipócrates. Se puso Anthony Blake porque sonaba bien y para evitar que la familia se enterase de sus milagros por escenarios asturianos.

Hace seis años se vino a Madrid y aquí encontró lo que buscaba: "Madrid es una esponja, pero también un crisol. Esta ciudad me ha aceptado. La magia está atravesando una edad de oro en la capital. Hay una veintena de locales que ofrecen espectáculos de ilusionismo un día a la semana. Y la Escuela Mágica de Madrid goza de prestigio internacional. Es obligado mencionar a Juan Tamariz, un ilusionista genial y un extraordinario animador. A él le debo muchas cosas; me despertó, me centró".

Tras breve gira por Chile y Ecuador, hoy reaparece en el Café del Foro, local que programa magia todos los domingos desde hace siete años y donde él actúa periódicamente turnándose con Pepe Carroll y Luis Boyano.

Chicho Ibáñez Serrador le lanzó a la popularidad en el 1, 2, 3. Le ha vuelto a contratar para la nueva etapa del programa, que se empieza a grabar el 19 de este mes. A pesar de su creciente fama, Blake no abandona los cafés cantantes.

Pervertidor de pañuelos

Comenzó pervirtiendo pañuelos, barajas y cajitas. Tras un curso de control mental, decidió especializarse en mentalismo. Un rincón de su casa está presidido por un enorme poster de su profesor Alba, el mentalista más importante de los años cuarenta en España, personaje enigmático a quien Blake profesa profunda admiración, incluso en su vestuario.

Anthony Blake también es especialista en adivinar titulares de prensa con varios días de antelación. El pasado 6 de julio dejó atónitos a los chilenos al acertar un titular del periódico El Mercurio. Coincidía con la campaña electoral, en la que el presidente Aylwin tenía difícil la reelección por la atomización del centroderecha. Blake había depositado en la caja fuerte de una notaría un sobre lacrado. Siete días más tarde, El Mercurio titulaba así: "Definición para candidato único de centro-derecha". En el sobre del asturiano estaba escrito: "Acuerdo para candidado único de centro-derecha". Al recordarlo comenta con sorna: "Es un gran placer engañar a la prensa".

Tipo culto y leído, de refinadas maneras, conversador ameno, buen escuchador y amante de la risa, habla con entusiasmo de su profesión, sus compañeros, sus maestros y esta ciudad: "En Madrid tenemos la mejor colección de libros de magia de Europa y una de las más importantes del mundo. Es un conjunto de más de 1.500 volúmenes de la biblioteca particular de don José Puchol, marqués de Jurarreal y fundador de la Escuela Mágica de Madrid".

El consejero áulico de Blake es un mago norteamericano ya retirado, Gilbert Alleman, que vive en mitad de un bosque estadounidense, a 15 millas de la persona más próxima. Le visita una vez al año. De qué hablan, qué hacen o con quién departen durante estos encuentros: eso no lo declara Anthony Blake ni en presencia de su abogado.

Anthony Blake actúa hoy en el Café del Foro (calle de San Andrés, 36) a las 23.30 horas. Consumición mínima de 500 pesetas durante la actuación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 1993

Más información

  • ANTHONY BLAKE MAGO