Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grave crisis en Nike, número uno mundial en artículos de deporte

Descenso en los beneficios, supresión de empleos, problemas con la imagen de marca y una influencia sobre los atletas a menudo criticada son los factores que empujan a la firma americana Nike, número uno mundial en artículos de deporte, a acometer importantes cambios a fin de conservar su supremacía en un mercado ya saturado.Phil Knight, propietario de Nike, anunció en septiembre la supresión de 400 puestos de trabajo antes de que finalice 1994 a causa de un descenso del 7% de los beneficios con relación al pasado año. Una de las principales razones aducidas es la depreciación de las monedas europeas con relación al dólar; pero según algunos analistas, la saturación del mercado americano es la verdadera causa de estas dificultades.

La firma inglesa Reebok, gran rival de Nike en Estados Unidos, ha experimentado una caída del 20% de sus ventas. Nike, cuya campaña publicitaria está organizada en torno a Michael Jordan, ha visto cómo sus ventas de zapatillas de baloncesto, de las que el ex jugador de la NBA era el rey, caían el 16% respecto al año pasado.

"El futuro de Nike", manifestó Knight, "pasa por el mercado internacional", y precisó que su firma no tiene una parte del mercado internacional comparable a la de Reebok o Adidas.

A las dificultades financieras se añaden las de imagen. En los últimos mundiales, el estaodunidense Quincy Watts vio cómo se escapaban sus posibilidades de ganar los 400 metros al despegarse la suela de una de sus zapatillas en la final. Unos meses después, Nike invitó a los mejores universitarios a un torneo de baloncesto y les regaló un cheque para comprar material deportivo por valor de 100 dólares, unas 13.000 pesetas. Dos de los afortunados fueron sancionados por haber aceptado los cheques y Nike tuvo que disculparse por no estar al corriente del reglamento.

Nike también intenta acallar algunas voces críticas del mundo del deporte que han puesto de manifiesto la influencia que ejerce su patrón sobre los campeones americanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de noviembre de 1993