BALONCESTO LIGA EUROPEA

El Joventut pone en la picota a Díaz Miguel

El Joventut no pudo iniciar con mejor pie la Liga Europea. Acudía el conjunto de Badalona a Cantú un tanto apagado física y psicológicamente por sus comienzos vacilantes en la competición doméstica y de la ciudad italiana se fue robustecido para satisfacción del técnico serbio Zelkjo Obradovic. Sin comerlo ni beberlo, el Joventut ha puesto en la picota al técnico español Antonio Díaz Miguel, que acabó siendo silbado por el público italiano, que comprueba, partido tras partido, que su equipo carece de personalidad y lleva una empanada mental considerable.La victoria del Joventut no fue cómoda, aunque da la impresión de que por Cantú pasarán arrollando más equipos si Díaz Miguel no se aclara. La prueba más evidente de la igualdad entre ambos equipos fue el ajustado marcador en el descanso: 42-44. Durante todo ese periodo, el peso del conjunto badalonés lo llevó el joven Dani Pérez, que, sorprendentemente, salió en el cinco titular y respondió a la confianza que se depositó en él con 15 puntos.

En la reanudación, el turno fue para Tomás Jofresa, que con su juego característico, con garra, empujó a su equipo hacia la victoria. Tomás anotó otros 15 puntos y, con Dani Pérez, fue la piedra angular del triunfo. Claro que el Joventut también gozó de una ligera ventaja gracias al infortunio del holandés Hammick, que sufrió un hundimiento de pómulo en un encontronazo. La ausencia del pívot fue fundamental, porque el Cantú no pudo desplegar su juego interior.

La lesión de Hammick no fue considerada como una excusa por los aficionados italianos, que en los últimos minutos del encuentro increparon a un Díaz Miguel tan nervioso como de costumbre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de octubre de 1993.

Lo más visto en...

Top 50