Entrevista:

"Bastante me han sacudido ya"

No quiere provocar cisma alguno, ni conflicto que enfrente a la ONCE porque Miguel Durán es profundamente oncista.

Pregunta. ¿Cuáles fueron los ojetivos iniciales de la ONCE y cuáles son los actuales?.

Respuesta. Yo, en el año 84 no me imaginaba cómo iba a ser el 93 con exactitud, pero genéricamente lo que queramos era una ONCE que no dependiera del Gobierno, que pudiera tomar sus decisiones con autonomía de gestión. Y eso se ha conseguido.

P. ¿Era necesario diversificar las fuentes de financiación?

R. Muy necesario, porque si pedíamos al empresariado que confiase en la capacidad de los ciegos, eso no se podía exigir mientras la ONCE tenía una cartera de valores de 70.000 millones de pesetas líquidos, que era conveniente transformar en una propiedad no tan líquida.

Más información

P. ¿Podría aclarar por qué compraron el diario El Independiente y por qué lo cerraron?.

R. Compramos el periódico porque ya éramos socios y se hundía. Nos convencieron, entre unos y otros, de que si nos metíamos se meterían otros. Nunca quisimos permanecer como socios mayoritarios. A El Independiente lo cerraron quienes, antes de llegar nosotros, le dejaron en la más absoluta de las ruinas y después lo arruinaron quienes criticándonos a nosotros hicieron inviable el proyecto".

P. ¿No era posible reflotar el periódico como hicieron con Onda Cero?

R. Quizá hubiera sido posible aguantar más sin esa campaña tan feroz, pero había unas pérdidas heredadas muy importantes y unos ataques externos tremendos, que culminaron con el choque que tuvimos con el ex ministro Solchaga por el tema del abono semanal; además, tuvimos que hacer frente al oportunismo de la oposición minoritaria interna, que tuvo en determinados medios una caja de resonancia acojonante... bueno, pues con todo eso era imposible.

P. Hubo otras decisiones controvertidas. Se les criticó por querer estar en Cartera Central...

R. Nosotros no estuvimos en Cartera Central porque quisiéramos dirigir un banco. Era la única vía que tuvimos en aquel momento de obtener una libertad de inversiones para la ONCE.

P. La actuación de la ONCE en los medios y en los bancos les granjeó la acusación de convertirse en valedores del PSOE.

R. Ya se ha demostrado dónde estamos. Sería tan fácil en este momento coger la hemeroteca y sacar artículos de opinión y noticias y decirle a sus autores qué ha habido de esto, cuánta verdad encerraba lo que decías. Podíamos poner contra la pared de la vergüenza a más de uno. No tengo ningún interés en hacerlo; bastante me han sacudido ya.

P. ¿Cómo fue la cuenta de resultados del pasado año de la ONCE y del holding?

R. Ha sido positiva, estamos auditados por Arthur Andersen y tenemos una auditoría sin tacha. Naturalmente, a nosotros también nos afecta la crisis. Las empresas están bien, pero dentro del contexto de las empresas de nuestro país. La ONCE el año pasado creció casi un 13% en su recaudación por venta de cupón. Este año vamos creciendo casi un 7%.

P. Se le ha acusado también de recurrir a métodos poco ortodoxos en el funcionamiento interno, como utilizar escuchas y realizar filmaciones ilegales. Incluso se le llegó a denominar Al cupone.

P. Eso es una expresión divertida de una mente malintecionada que yo asumo porque los juegos de palabra cuando son ingeniosos sé asumirlos. Yo no he puesto en práctica ni métodos delictivos ni éticamente reprochables. ¿Filmar una manifestación?. Hombre, pues en verdad aquella vez estábamos hartos de que determinados medios de comunicación publicaran que a la puerta de la ONCE se habían reunido 2.000 personas y entonces a alguien se le ocurrió decir que había que dejar una prueba de cuánta gente había, y se filmó para demostrar que había venido un centenar y pico de personas. Al final cabrea tanta mentira.

P. Es usted aficionado al fútbol, y del Real Madrid ¿qué opina del sistema Floro?

R. Yo tengo mi corazón repartido entre Ramón Mendoza y José María García, pero creo que los dos me lo entienden bien porque los sentimientos son lo que son. Benito Floro es un buen entrenador, como Valdano o Cruyff.

P. ¿Han sido duros los últimos nueve meses?

R. Han sido nuevos.

P. ¿Por qué no dimitió cuando le recortaron competencias?

R. La presenté, pero me dijeron que tenía que seguir y yo lo acaté. Cuando he percibido que no soy el más indicado me voy.

Y se va a su despacho en Tele 5 y a practicar inglés para poder atender a su nuevo cargo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de septiembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50