Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martín Vázquez, última baja madridista

La lesión de Martín Vázquez, un tirón en el último entrenamiento de ayer, ya en Valencia, vino a poner un punto más de presión al Real Madrid que busca en la Copa del Rey una recompensa al esfuerzo realizado a lo largo de la temporada. El técnico, Benito Floro, se ve obligado a prescindir de él, como de Rocha, lesionado, y de Luis Enrique e Iván Zamorano, sancionados."La Liga es la Liga, pero este título nos puede ayudar", reconoció ayer Emilio Butragueño. Michel, por su parte, aseguró: "Es importante ganar este título para la afición, que tanto nos ha apoyado esta temporada". Ante esta inseguridad anímica del equipo, muy afectado por el fracaso en Tenerife, la euforia que el Madrid podría gozar ha disminuido considerablemente. Saben que ellos son su mayor enemigo.

Afineaciones probables:

Real Madrid: Buyo; Chendo, Sanchis, Nando, Lasa; Prosineckí o Esnáider, Hierro, Milla, Michel; Butragueño y Alfonso.Zaragoza: Cedrún; Solana, Aguado, Juliá, Esteban; Belsué, García Sanjuán, Gay, Poyet; Higuera y Moisés. Árbitro: Urío Velázquez.

El Madrid quiere rentabilizar al máximo un posible triunfo, y para ello se quiere celebrar la obtención del título como un gran logro deportivo. No hay que olvidar que sería el primer título en tres años. Desde el Bernabéu saldrá hoy un centenar de autobuses en viajes organizados para socios y simpatizantes, a 1.000 pesetas el billete. En Zaragoza se vive también con mucha intensidad la posibilidad de conseguir el cuarto título de Copa. Tanto es así que se han acabado los autobuses susceptibles de ser fletados para viajar y se ha recurrido a otros de localidades cercanas; además irá un tren especial.

Pardeza, baja

El Zaragoza ha jugado ya otras seis finales, de las que ganó tres. Se considera inferior para este encuentro, pero se muestra dispuesto a explotar al máximo sus posibilidades. Tiene en su contra también la estadística: no gana al Madrid desde la semifinal de Copa de 1966.

En el Zaragoza sólo quedan tres supervivientes del último título de Copa, que obtuvo el equipo en el año 1986: Cedrún, Juliá y Pardeza, todos ellos titulares si están en condiciones, lo que no ocurrirá en el caso del último. Juliá tiene una tendinitis y podría jugar a base de una infiltración, pero Pardeza no se ha recuperado aún de una pequeña rotura de fibras en un muslo y sí que no jugará.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 1993