Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"En España no hay un 22% de paro"

Pregunta. Algunos grandes patronos reclaman medidas proteccionistas y entre ellos el ejemplo paradigmático es Citroén. ¿Está usted a favor o en contra del núcleo antijaponés?

Respuesta. El temor al dumping es una excusa. El miedo a la competencia desleal del sudeste asiático por ejemplo ha desmotivado a los astilleros europeos. Consecuencia de ello: Corea se ha convertido en el primer productor mundial.

P. Para salir de la crisis Italia protege, parece que con éxito, algunas actividades como la textil. Por otra, parte, el realismo francés de Balladur coincide paradójicarnente hoy con la tradicional reticencia británica a la apertura de los rriercados.

R. La elevación de barreras es un mal comienzo, es el principio de una guerra comercial. Conviene no olvidar que la Segunda Guerra Mundial empezó con un endurecímiento de los mercados. La parcelación comercial del mundo debe evitarse a toda costa.

MÁS INFORMACIÓN

P. ¿Hasta qué punto Japón podrá mantener sus barreras?

R. Japón tiene que darse cuenta de que su postura es insostenible. No puede ser que las ventas de coches extranjeros en Japón sean del 3% y que ellos quieran en cambio ocupar el 20% del mercado europeo. No puede ser que Norteamérica tenga una cuota del 2% en el mercado Japonés del automóvil y que los grupos nipones hayan alcanzado en Estados Unidos el 30% de la tarta.

P. Parece ser que Ford y GM han mejorado su posición frente a Toyota en los Estados Unidos.

R. A esto le llamo yo la socatira. ¿Que qué es la soca-tira? Pues muy sencillo, los japoneses aflojan, ofrecen confianza y después dan el tirón fuerte en el mercado.

P. ¿Se firmarán los acuerdos del GATT antes de fin de año?

R. No tengo ni idea.

P. Usted ha explicado en el simposio de Saint Gallen, ante varios centenares de empresarios de todo el mundo, que la tercera revolución industrial en marcha se resume en la creatividad como principal input a la hora de mejorar el valor añadido. ¿Qué posibilidades tienen los japoneses en este eseenario?

R. Pocas. Hasta ahora en el automóvil, el motor de gasolina el de diesel, la inyección, el ABS, los frenos de disco, todo son invenciones de ingenieros europeos, o norteamericanos. Todo. Si nosotros somos capaces de situar la creatividad en primer plano, ellos perderán.

P. ¿Los japoneses copian?

R. No copian. Aprenden.

P. Usted ha basado su estra tegia en la reducción de costes de la industria auxiliar del automó vil. Los proveedores alemanes han elevado quejas al Gobierno del land de Sajonia contra esta política de ajuste a la americana. ¿Qué tiene que decir?

R. Las administraciones en Alemania están de acuerdo con la reducción de costes, con la mejora de la calidad y con la mejora del servicio. Si no lo hacemos ahora vamos a perder muchos más puestos de trabajo. Esto vale para toda Europa.

P. Vayamos al caso español. ¿Su reducción de costes puede influir en el problema del desempleo?

R. En primer lugar quiero destacar que en España el paro numérico del 22% no se corres ponde con la realidad de la acti vidad económica. Muchos traba jadores apuntados en el paro de sempeñan otras actividades. Pero, busquemos soluciones generales. ¿Quiénes son los protagonistas de la economía real? Son el cliente y el señor trabajador. Pues bien, a ambos debemos movilizarlos si de verdad queremos afrontar el drama del paro. Yo siempre hago esta pregunta: ¿Quién le va a dar a usted trabajo? El cliente. Por lo tanto, se trata de satisfacer una demanda de calidad. Es decir, ofrecer mejor a menor precio.

P. ¿Cómo?

R. Yendo a la fábrica y actuando sobre los costes. Se trata de mantener una mejora continua, incrementar el valor añadido y sobre todo de crear en el trabajador el sentido de propiedad de la función que desempena.en su lugar de trabajo.

P. Hablemos de flexibilidad laboral.

R. El debate sobre la flexibilidad laboral es una excusa. Si somos capaces de involucrar a los trabajadores en el proceso productivo, nos reiremos de la flexibilidad laboral y hasta del desempleo. En vez de hacer 100 haremos 100.000 y venderemos en todo el mundo.

P. Las regulaciones de empleo afectan en gran medida al sector del automóvil. En España las regulaciones dependen del trámite administrativo. ¿Lo considera un obstáculo?

R. En Estados Unidos también exis

te el trámite. Contrariamente a lo que se dice y a una creencia muy extendida en Europa, el mercado norteamericano tiene también sus exigencias laborales. Los contratos en la automoción, por ejemplo, conceden amplias garantías para la conservación del puesto de trabajo. Nunca he visto en Detroit esta mitología tan extendida en Europa sobre la flexibilidad infinita del mercado laboral norteamericano.P. ¿Ganan demasiado los ejecutivos españoles?

R. Si son buenos cobran poco y si sqn malos, demasiado.

P. Usted ha defendido una horquilla de uno a seis para las diferencias de sueldos en su sector lo que significa una reducción grande si lo comparamos con las desigualdades del mercado norteamericano. ¿Defiende usted un mayor igualitarismo para la sociedad española?

R. Mire, la sociedad española es una de las más felices del mundo. Si va usted por ahí se dará cuenta de que la gente no se ríe. En España se vive mejor y con mayor calidad que en el resto del mundo. También se trabaja mucho.

P. ¿Qué sabe usted de una posible fusión entre Fiát y Renault?

R. Nada.

P. ¿Ha propuesto usted, la construcción de una fábrica de Volkswagen en Bilbao, concretamente en Amorebieta, donde usted nació?

R. Non comment.

P. GM le acusa de haber sacado de la empresa documentos confidenciales sobre la estrategia de mercado.

R. Esto se ha publicado en un semanario porque alguien lo ha explicado intencionadamente mal. No es cierto. También dicen que gano una cantidad exorbitada de dinero.

P. ¿Cuál es entonces la verdad?

R. Divida usted lo que dicen que gano por un número del uno al 10, más cerca del 10 que del uno.

P. Con respecto a GM, el grupo norteamericano ha presentado contra usted una demanda por el uso de una información con posterioridad a su salida del grupo.

R. Lo he dicho yo y también Piéch, presidente de Volkswagen: No nos hemos apoderado de ningún: documento, entre otras cosas porque la estrategia de GM no nos interesa. Estos documentos no han salido de Norteamérica.

P. ¿Donde están? ¿Quién los tiene?

R. Yo no, desde luego. No los he visto en toda mi vida.

P. Usted era amigo personal del presidente de GM, Jack Smith. Parece que ya no lo es.

R. Smith es una gran persona, pero alguien en GM Europa tiene miedo, ¡un miedo cerval! No perderemos ni un segundo en este tem

a.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de mayo de 1993

Más información

  • Ignacio López ArriortúaPrimer ejecutivo del Grupo VolkswagenLa estrategia comercial de Ignacio López Arriortúa no es, desde luego, la última razón de su éxito. El primer ejecutivo de Volkswagen utilizó su peculiar concepción de la creatividad para rescatar a General Motors (GM) de un agujero más profundo que el Gran Cañón del Colorado. Hoy resume cauteloso el fragor de una guerra comercial sin precedentes en el automóvil europeo: "Volkswagen ganará a General Motors". López Arriortúa concedió la siguiente entrevista a EL PAÍS el pasado miércoles a bordo del avión de Volkswagen que le llevaba a Bonn, después de participar en un simposio económico celebrado en la universidad suiza de Saint Gallen.