Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El piloto japones Wakai fallece tras chocar contra un espectador mal situado en 'boxes'

El piloto japonés Nohoyuki Wakai (Suzuki) falleció ayer en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla a consecuencia del accidente que sufrió durante los entrenamientos para el Gran Premio de España de motociclismo, que se disputa hoy (12.00, La 2) en el circuito de Jerez. El accidente fue tan desgraciado como difícil de entender. Wakai arrolló, a la salida de la zona de talleres, al italiano Fabio Ravaioli, un amigo de Loris Reggiani (Aprilia), cuando iniciaba su maniobra de aceleración para incorporarse a la pista.

Wakai, uno de los pilotos japoneses con más experiencia en el Mundial, fue rápidamente trasladado al hospital sevillano con un fuerte traumatismo craneoencefálico. Ravaioli, también con traumatismo craneoencefálico y fractura de fémur, fue llevado a un centro médico de Cádiz.Según algunos testigos presenciales, el incidente fue producto de la confusión que reinaba en los boxes, donde al parecer habían accedido muchas personas sin acreditación y con pases de invitados. Al parecer, Ravaioli se encontraba en una parte del circuito donde no hubiera debido estar y cruzó imprudentemente la pista por delante de Wakai. Éste, tras colisionar con Ravaioli, fue a estrellarse contra el muro de hormigón que delimita la zona de boxes de las pistas.

La muerte del piloto japonés se produjo sobre las 16.30, unas dos horas y media después del momento del accidente. Un juez dictaminará si los restos del piloto son enviados a su país de orígen o si continúan en el departamento anatómico del Hospital Virgen de la Macarena.

Wakai tenía 25 años y había debutado en el Mundial en el Gran Premio de Japón de 1990. Un año después finalizó en la décima posición de la categoría de 125cc. En 1992 repitió plaza y clasificación en la misma categoría. Esta temporada afron-taba por vez primera el Mundial de 250 cc1 pero hasta el momento no había conseguido puntuar en ninguna de las tres pruebas disputadas.

Los entrenamientos dejaron poco margen para el optimismo de la afición. Parece difícil que los pilotos españoles puedan luchar por las victorias o por posiciones en el podio. Ayer casi ninguno destacó lo suficiente como para colocarle el cartel de favorito. Alex Crivillé (Honda), sexto en 500cc; Alberto Puig (Honda), 120 en 250cc, y Carlos Giré (Aprilia), octavo en 125cc, fueron los mejores. Las pole position para hoy las consiguieron respectivamente el estadounidense Kevin Schwaritz (Suzuki, 500cc), el japonés Tetsuya Harada (Yamaha, 250cc) y el alemán Dirk Raudies (Honda, 125cc).

Crivillé, la esperanza

Crivillé es la gran esperanza. Casi la única. Un buen resultado suyo en la categoría reina contentará a los miles de espectadores que llenarán el circuito de Jerez. Ayer, por fin con la presencia del esperado sol andaluz, demostró que está capacitado para rodar casi en los mismos tiempos que los mejores.El piloto catalán consiguió el sexto registro en los entrenamientos, el más rápido entre los pilotos de Honda, no excesivamente lejos de sus dos rivales más fuertes, los estadounidenses Schwaritz y Wayne Rainey (Yamaha), clasificados ayer por este orden, aunque en el mundial manda Rainey. "Quiero intentar subir al cajón", dijo Crivillé, que por la mañana se había caído dos veces.

Schwaritz es el favorito para la carrera de hoy, en la que se prevé un duelo emocionante con Rainey. Crivillé aspira a ser el tercero en discordia, aunque no correrá riesgos innecesarios. El año pasado fue por los sue-los en la última vuelta al intentar un adelantamiento complicado para lograr el tercer lugar.

En 250 cc las posibilidades de éxito son mucho menores. Carlos Cardús (Honda) volverá a perderse el gran premio como ya le sucedió en Japón. Ayer se cayó y se rompió el dedo pulgar de la mano derecha. De los españoles el mejor clasificado fue Alberto Puig (Honda), 120 a casi un segundo y medio de Harada. Luis D'Antin se clasificó 14º

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de mayo de 1993

Más información

  • Malas expectativas para los españoles en el Gran Premio de Jerez de motociclismo