La junta de Ebro se reúne hoy sin una nueva opuesta accionarial

La junta de accionistas de la empresa azucarera Ebro Industrias Agrícolas se reúne hoy en Barcelona sin haber alcanzado un acuerdo estable para reemplazar a sus principales accionistas, el grupo KIO (con el 36%) y Javier de la Rosa (con el 12%). Manuel Guasch, presidente de la sociedad, mantiene conversaciones con varios grupos, pero el alto precio que se ha fijado para comprar las acciones, cercano a las 2.000 pesetas, impide la operación.

El potencial inversor debería asumir también la compra del paquete adicional del 12% que posee el financiero Javier de la Rosa, anterior hombre fuerte del grupo en España y actualmente enfrentado con los responsables de KIO. La disputa entre el principal accionista y su antiguo gestor no ha impedido que se haya contemplado la venta de los dos paquetes a un mismo grupo comprador. La suma de los dos paquetes -el 48%- obligaría al comprador a lanzar una oferta pública de adquisición de acciones (OPA).

Compradores

Los días previos a la junta general de accionistas de hoy han estado saturados por intensos rumores de compradores de las acciones de KIO y De la Rosa. Ello ha calentado el clima del entorno de la azucarera, cuyo comité ejecutivo se reunió ayer en Barcelona con los ánimos encrespados. De la Rosa aseguró que iba a dicho comité, así como al consejo de administración y a la junta de hoy, con intención de no alcanzar acuerdos con KIO. "únicamente venderé el 10% si me lo pagan bien, sea a los mismos que lo compren a KIO o a otros", manifestó el empresario barcelonés.Hasta ayer las conversaciones mantenidas no habían llegado a buen puerto por el alto precio que se ha puesto a las acciones de Ebro, entre 1.800 y 2.000 pesetas. Según fuentes de la cúpula de la azucarera, se han acercado varios grupos. Las últimas referencias salieron de medios próximos a la Administración, que han asegurado que los contactos con la empresa británica British Sugar están "muy avanzados". Sin embargo, este extremo ha sido rotundamente rechazado por fuentes cercanas a este grupo, que aseguran que se está manejando el nombre de la sociedad con otros intereses.

Otras fuentes han reseñado que el BCH también figuraba en la lista de interesados. El Banco ha puntualizado que su interés no es comprar si no conocer el futuro de Ebro por la posición del BCH en Azucarera Española. Otra oferta, que ha sido calificada como "la más real", es la de Fomento de Construcciones y Contratas, controlada por las hermanas Koplovitz, que habrían expresado su interés por asumir el 24,9%. Navigation Mixte, Tate and Lyle y Générale Sucriére también han realizado aproximaciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS