Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

KAS considera necesaria, pero no "imprescindible", la lucha armada de ETA

La Coordinadora Abertzale Socialista (KAS) cerró ayer en Bilbao el debate sobre las líneas de intervención política señalando que la lucha armada de ETA es "una imposición antidemocrática" del Estado "necesaria pero no imprescindible". Para KAS, organismo que agrupa al sindicato LAB, Jarrai, Egizan y ASK, la violencia de ETA es "la consecuencia de una imposición antidemocrática; y , por lo tanto, una situación democrática en la que todos los proyectos políticos tengan la posibilidad de desarrollarse haría que la lucha armada no fuera imprescindible", según afirmó Xabier Alegría.Sin embargo, la ortodoxia de KAS sobre la validez de la lucha armada asoma con fuerza al reafirmase en la vieja teoría de la acumulación de fuerzas. En el documento debatido por las 93 asambleas locales y presentado ayer en la Feria de Muestras de Bilbao se afirma que "la correcta interrelación de las formas de lucha -armada, de masas e institucional- se convierte en indispensable y en el motor para acumular fuerzas (...) La legitimidad de la lucha armada es incuestionable, no sólo por los costos que conlleva para la estrategia del enemigo, sino porque desarrolla la función más completa en la acumulación de fuerzas".

En su intervención de ayer ante más de 1.000 personas, Gorka Martínez reiteró la vieja posición de que mientras no se reconozcan los "mínimos democráticos" recogidos en la alternativa KAS el pueblo vasco debe utilizar "todos los instrumentos de lucha que tenga a su alcance" "Ellos son los que legitiman la validez de la lucha armada", dijo Martínez, quien descalificó al PNV.

Este particular proceso de debate de la Coordinadora pretende convertirse en el corsé ideológico y de actuación política para el resto de los organismos que conforman el Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV), incluida Herri Batasuna (HB). A partir de ahora, la Coordinadora extenderá su debate interno al conjunto de grupos de la izquierda abertzale.

Con todo, KAS se reafirma en la validez de la negociación política como el "mecanismo que permita al pueblo vasco acceder a esas reivindicaciones históricas y democráticas". La ortodoxia y el inmovilismo vuelve a aparecer en KAS al afirmar sobre los interlocutores de la negociación que "ETA y el Estado español configuran un ámbito de interlocución insustituible, pero que no es único".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de marzo de 1993