Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los servicios mínimos atenúan los efectos de la huelga de Auto-Res

La novena jornada de huelga en la empresa de transportes AutoRes presentó ayer una inesperada novedad: el establecimiento de servicios mínimos de hasta el 40%. La iniciativa partió del Ministerio de Transportes. Está previsto que la huelga continúe mañana, pasado y durante nueve días del mes de abril. "No nos apeamos hasta que firmen el convenio", aseguró el presidente del comité de empresa de Madrid, Lucio Robles.

La compañía de transportes y su comité de empresa siguen sin alcanzar un acuerdo que permita desconvocar los paros que comenzaron el pasado día 12. Está previsto que concluyan el próximo 19 de abril -incluyen la Semana Santa- Los trabajadores exigen que Auto-Res firme el convenio del sector, recurrido por la patronal Fenebús ante los tribunales.

En los primeros ocho días de huelga, que incluyeron el puente de San José, quedó totalmente interrumpido el servicio. La empresa une Madrid con la Comunidad Valenciana, Extremadura, Zamora, Cuenca y Salamanca.

40% de autobuses

El ministro de Transportes, José Borrell, firmó anteayer la orden de servicios mínimos. Según informaron en ese departamento, la empresa no solicitó tal medida. Fue iniciativa del secretario general para los servicios del transporte, Manuel Panadero, ante las pocas perspectivas de solución del conflicto y la necesidad de garantizar las comunicaciones. "Hay que esperar a que los tribunales decidan sobre el convenio", señaló esta fuente.El ministerio ha establecido que en las jornadas de huelga deberán cubrirse al 40% las líneas con más de tres salidas. Aquellas con menos viajes sólo tendrán una salida en cada sentido. Los servicios mínimos comprendieron ayer 17 autobuses entre Madrid y la Comunidad Valenciana, 19 hacia Extremadura y 28 a Castilla y León. "Acatamos los servicios mínimos. Estamos de acuerdo con ellos", señaló el representante de los trabajadores.

Tanto Lucio Robles como el portavoz de la empresa aseguraron que las negociaciones están bloqueadas. Auto-Res sigue la postura de la patronal Fenebús, que ni negoció ni firmó el convenio del año pasado. Además, lo ha recurrido ante los tribunales. El pacto de 1992 equipara a los trabajadores de las líneas regulares, como Auto-Res, con los de trayectos discrecionales, que tienen mejores condiciones.

Aunque en principio los comités de cuatro empresas convocaron paros, sólo Auto-Res los ha seguido. En dos de ellas, La Sepulvedana y Doaldl, los trabajadores no lograron la firma del convenio, pero sí 20.000 pesetas brutas más al mes.

Según el portavoz de AutoRes -empresa con más de 300 trabajadores-, la dirección ha hecho una oferta similar. El comité insiste en que el convenio supone más mejoras laborales. El sindicato Comisiones Obreras respalda esta postura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de marzo de 1993