Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU comienza la precampaña para el referéndum de la plaza de Oriente

El grupo municipal de Izquierda Unida (IU) ha convocado para los días 12 y 13 de marzo a 7.837 vecinos del entorno de la plaza de Oriente para que den su opinión sobre el proyecto de reforma que avala el Ayuntamiento de Madrid. La coalición empezó ayer en el lugar de la polémica la precampaña electoral, en la que serán absolutamente partidistas: no a la reforma. IU mandará cartas a los vecinos y pegará carteles por el barrio anunciando el referéndum bajo el lema "Una llamada al sentido común". El grupo ha destinado a la consulta más de un millón de pesetas.

Una mesa, una urna, varios carteles y un panel con el proyecto del arquitecto Miguel de Oriol para la plaza de Oriente componían el escenario. El palacio Real, el telón de fondo. En este ambiente, los concejales de IU iniciaron la campaña previa a la consulta popular, en la que preguntarán a los vecinos de la zona si están de acuerdo o no con la reforma de la plaza.

El acto no pasó inadvertido a los paseantes de la zona. Ellos, jubilados y vecinos del barrio, sirvieron para la primera encuesta informal. La mayoría desconocía el proyecto (deprimir en túnel la calle de Bailén y excavar dos aparcamientos, uno para vehículos y otro para autocares), pero todos opinaron: "Lo de tocar la plaza de Oriente es una barbaridad", concluía uno. Otros asentían a su alrededor.

Las razones eran variopintas. Había quien apelaba a que "la historia hay que respetarla" y quien se acordaba de sus descendientes: "Si me cambian esto, cuando yo les cuente a los nietos cosas de la plaza no me van a creer". Otro vecino apoyaba en minoría la obra para sacar los vehículos de la plaza. "¿No veis cómo nos rodean los coches? Por aquí, por allí...".

Burguesía democrática

El portavoz de IU, Francisco Herrera, asegura que su grupo sólo pretende "incorporar a la vida municipal un instrumento de participación inventado por la burguesía democrática y ampliamente utilizado en los países occidentales".Herrera comentó que no tiene miedo al resultado. "Somos inteligentes, y si los vecinos apoyan la reforma tomaremos nota, aunque sin renunciar a nuestro planteamiento de fondo". Entonces hizo memoria: "El hecho de que el pueblo decidiera entrar en la OTAN no evita que aún estemos en desacuerdo".

Las votaciones se desarrollarán los días 12 (mañana y tarde) y 13 (sólo mañana) en cuatro puntos del barrio de palacio: en las plazas de Oriente, San Miguel e Isabel II y en el hotel Tryp Ambassador. Herrera explicó que el referéndum se ha concentrado en los vecinos del barrio afectado porque "extenderlo a todo Madrid desbordaría las posibilidades del grupo". IU controlará la limpieza del proceso con censos oficiales, los mismos que maneja para remitir estos días una carta a cada vecino para anunciarle la consulta y convencerle de que vote no a la reforma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de febrero de 1993