Gil: "No me va a temblar el pulso al dar la baja a algunos jugadores"

El presidente del Atlético de Madrid, Jesús Gil, fue rotundo ayer al analizar el 6-0 encajado por su equipo en el partido de Copa de Barcelona, el miércoles por la noche: "No me va a temblar el pulso al dar la baja a algunos jugadores", dijo. Gil trata de solventar la crítica situación por la que pasa el club, agravada por la doble goleada sufrida en la Copa (11 -0, como resultado global) y, por el enfrentamiento Schuster-Rubén Cano. Mientras tanto, Gil prepara una revolución en el equipo. Ayer, a través de la línea caliente que comercializa el Atlético, el presidente realizó una amenaza en toda regla, sin dar nombres, contra un buen número de jugadores que tienen su futuro en el club muy negro.

Pese a la advertencia del presidente, Schuster insistió ayer en sus ataques a Rubén Cano, al que acusa de ser el responsable de cuestionar su continuidad. Cuando se le apuntó que Rubén Cano le había desafiado a que dijera a quién se refería cuando el miércoles afirmó que en el Atlético había "una oveja negra, que viaja mucho, y con la que hay que cargar", Schuster se desahogó: "¿Qué va a decir? ¿Que tengo razón? A mí no me toca el pirindolo. Si me lo toca, le mato. Además, es la segunda vez que lo hace. La primera me he callado, pero ya tengo que hablar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de febrero de 1993.

Lo más visto en...

Top 50