Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

JP Morgan se convertirá en el primer accionista de Banesto tras una ampliación de capital del 33%

El banco de negocios estadounidense JP Morgan se convertirá en el primer accionista de Banesto, con un paquete próximo al 9%, tras una ampliación de capital de una acción nueva por cada tres antiguas. La operación, aprobada ayer por el consejo de administración, supondrá una inyección de 52.659 millones de pesetas, que resuelven las necesidades de recursos propios de Banesto. Fuentes del banco indicaron que la aportación de JP Morgan conlleva un compromiso de inversión estable durante cinco años y que el presidente de la entidad, Mario Conde, podría aumentar su participación hasta el doble de su 2% actual si hay suficientes derechos de suscripción.

Mario Conde manifestó ayer a este periódico que la operación no supone un cambio en la estrategia de la entidad. "Vamos a continuar la política de desinversiones industriales tal como contemplaba el plan estratégico de Banesto", explicó. El nuevo protagonismo que adquiere JP Morgan -recientemente calificado por la revista norteamericana Euromoney como el mejor banco del mundo- explica el interés mostrado en su día con el exhaustivo informe elaborado sobre el banco español.En la nota difundida ayer por la entidad se anuncia la creación de un grupo inversor, que se constituirá en el primer accionista del banco, "organizado por JP Morgan, y que incluye al fondo Corsair y al actual presidente de Banesto, Mario Conde". Este fondo de inversión pertenece a la órbita del banco de negocios norteamericano, que contará con uno o dos miembros del consejo de administración tras la ampliación de capital.

Banesto y JP Morgan se han comprometido a explicar públicamente el alcance de la operación, una vez hayan obtenido los permisos preceptivos de las autoridades de España y EE UU. El banco español ya informó del proyecto de operación hace 15 días a la autoridad monetaria, y su consejero delegado, Enrique Lasarte, acudió ayer al despacho del director general de Inspección del Banco de España, José Pérez, para darle más detalles de los acuerdos adoptados por el consejo de administración de Banesto, según señalaron fuentes de este banco.

Ampliación una por tres

La operación consiste en una ampliación de capital de una acción nueva por cada tres antiguas, a la que podrán acudir todos los actuales accionistas de Banesto, al precio de su valor nominal (700 pesetas), más una prima de emisión de 800 pesetas por acción. En caso de no querer comprar nuevas acciones, los actuales propietarios podrán vender sus derechos de suscripción a un precio de 133 pesetas por título, por lo que el precio final para un nuevo suscriptor queda fijado en 1.900 pesetas (1.500 más tres derechos de suscripción).

Banesto cotizó ayer a 2.525 pesetas, tras subir 160, una vez concluida una ampliación de una acción nueva por cada 15 antiguas, equivalente al 5% del capital, iniciada el 12 de enero. El valor ha registrado un fuerte aumento de su cotización y de sus derechos de suscripción en las últimas semanas.

El máximo de la ampliación se sitúa en 24.574 millones de pesetas nominales, mediante la emisión de hasta 35.106.233 nuevas acciones. Teniendo en cuenta la prima de 800 pesetas por acción, Banesto aumentará sus recursos propios en 52.659 millones de pesetas, poniendo fin a los problemas que ha tenido que afrontar en los últimos meses para cubrir el nuevo coeficiente de solvencia para las entidades bancarias, que le ha llevado a enajenar parte de su cartera industrial. A pesar de esta notable mejora de los niveles de solvencia del banco, fuentes de la entidad indicaron que Banesto no dará un dividendo correspondiente al ejercicio de 1992 inferior al del año anterior.

JP Morgan, además de actuar como director de la colocación de la ampliación de capital, se compromete, en nombre del nuevo grupo de accionistas, a invertir una cantidad mínima del contravalor en pesetas de 200 millones de dólares, lo que sitúa la inversión máxima en 23.400 millones de pesetas al valor actual. Con ello, el grupo inversor que encabeza obtendrá cerca del 9% del capital de Banesto.

Además, Mario Conde pretende duplicar su participación en Banesto, que actualmente se sitúa en torno al 2%, si hay suficientes derechos de suscripción en el mercado. El resto del consejo de administración controla un 0,49% del capital del banco, según los últimos datos que obran en poder de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Las negociaciones entre Banesto y JP Morgan han sido dirigidas por el bufete de abogados español que encabeza Matías Cortés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de febrero de 1993

Más información

  • La operación inyectará 52.000 millones de pesetas al banco que preside Mario Conde