El guardia Merino dijo que había disparado "tres chuletas de cordero" a Lucrecia Pérez

El guardia civil Luis Merino, procesado como presunto autor de los tres disparos que mataron a la dominicana Lucrecia Pérez, comentó después del crimen que les había dado "tres chuletas de cordero" a los inmigrantes refugiados en la discoteca Four Roses de Aravaca (Madrid).Según se recoge en el sumario por el asesinato de la dominicana, el agente se jactó ante sus amigos del atentado. Uno de los procesados, el menor Víctor Julián F. R., de 16 años, aseguró que el guardia civil comentó en el automóvil en el que huían que "había tirado tres plomos y que se podía haber cargado a tres negros". Luis Merino ha negado ante el juez haber hecho tales comentarios.

El sumario indica que después del crimen de Aravaca, Merino y alguno de los procesados estuvieron presumiblemente implicados en una refriega contra unos rappers (seguidores de la música rap). También se recoge que el agente disparó esa misma noche contra un jabalí cuando se dirigía a la sierra madrileña a recoger a unos amigo, que estaban acampados.

El agente, que había mantenido "actividades sobresalientes" en actos racistas antes del asesinato, según los servicios de Información del instituto armado, es de ideología próxima a la extrema derecha. En su vehículo particular se halló una caja con insignias fascistas. En el coche también había una pegatina con este texto: "Suráfrica, tus hermanos blancos luchan por tu supervivencia", seguida de un número de un apartado de Correos de Oviedo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS