Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Doce intentan aprobar hoy el plan de Televisión de Alta Definicion europea

LLUÍS BASSETS Los ministros de Telecomunicaciones de los Doce intentarán hoy, por tercera vez en un mes, aprobar un plan para la implantación de un sistema europeo de Televisión de Alta Definición (TVAD). La Comisión Europea ha propuesto una inversión de 850 millones de ecus (1.19.000 millones de pesetas) durante cinco años en programas de acompañamiento de la transformación de los actuales sistemas de televisión. El Reino Unido encabeza la oposición al plan, pues considera que la inversión es excesiva y puede quedar obsoleta por los avances de los sistemas de televisión digital.

Los representantes del Reino Unido han conseguido paralizar hasta ahora un proyecto que se ha discutido durante todo el semestre de la presidencia británica de la CE.Cinco operadores de satélites de televisión, cuatro operadores de cable, tres fabricantes de equipos y 25 emisoras de televisión apoyaron el proyecto, mediante un acuerdo firmado el pasado mes de junio con la Comisión Europea. Ésta había aprobado también en mayo una directiva unificando la norma de difusión, por lo que sólo falta aprobar el plan de aplicación, con la provisión de inversiones correspondientes.

Inversiones

El plan de inversiones está dirigido principalmente a garantizar la transición de los actuales sistemas a la TVAD. En una primera fase, las cadenas de televisión deberán emitir a la vez servicios convencionales y servicios avanzados de TVAD. Los operadores de sistemas de televisión por cable deberán también realizar inversionesLa última propuesta británica consiste en dotar con 80 millones de ecus (11.200 millones de pesetas) el plan de la TVAD. Francia y Holanda, los dos países más comprometidos por los intereses de sus empresas Thoinson y Phillips, francesa y holandesa, respectivamente, han presentado una propue ' sta intermedia de inversión de 500 millones de ecus (70.000 millones de pesetas).

España se había opuesto al plan hasta la cumbre de Edimburgo, los días 11 y 12 de diciembre, en la que se aprobaron las perspectivas financieras de la CE, dando amplia satisfacción a las reivindicaciones españolas. El Gobierno de Felipe González no quería dar luz verde a la TVAD mientras no hubiera resuelto su propio contencioso financiero con los más ricos de la CE.

El contencioso de la alta definición es uno de los últimos que queda por resolver, en la agenda de la presidencia semestral británica, y ha conseguido agriar las relaciones entre los Doce. Varias representaciones de países de la CE han acusado al Reino Unido de ejercer la presidencia de forma sectaria.

El desbloqueo de la TVAD puede ser la guinda de la presidencia británica de la CE y coronar el esfuerzo de consenso alcanzado en Edimburgo con esta cuestión, considerada como estratégica por la mayoría de los países europeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de diciembre de 1992

Más información

  • El Reino Unido se opone en solitario a los otros 11