Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autovía de Extremadura tiene desde ayer 112 kilómetros más

El Consejo de Ministros del próximo viernes aprobará la adjudicación del tramo Trujillo-Jaraicejo de la autovía de Extremadura (Nacional V), mientras se retrasa hasta enero la adjudicación del tramo Almaraz-Jaraicejo, con los que quedará cerrada esta autovía, según afirmó ayer el ministro de Obras Públicas, José Borrell. El anuncio coincidió con la inauguración ayer de 112 kilómetros de esta carretera: los tramos Trujillo-Miajadas, Mérida-Badajoz y la variante de Valmojado.El peor cuello de botella para la circulación entre Madrid y Extremadura desapareció ayer. La travesía de Valmojado, a poco más de 30 kilómetros de la Puerta del Sol en dirección al Oeste, ha dejado de ser una tortura para los automovilistas que usaban esta vía en fechas señaladas por el masivo desplazamiento de vehículos.

La apertura al tráfico de esta variante permitirá la circulación ininterrumpida a lo largo de 175 kilómetros por un itinerario de alta capacidad con dos calzadas de doble carril entre Madrid y la localidad cacereña de Navalmoral de la Mata. La variante de Valmojado comprende seis kilómetros de longitud a los que se han conectado tres enlaces a distinto nivel: dos para los accesos este y oeste de Valmojado y el tercero para enlazar con la carretera de Méntrida. El coste de la obra asciende a unos 2. 100 millones de pesetas.

Hasta Navalmoral

Los automovilistas que se desplacen a distancias superiores a esos 175 kilómetros de autovía ininterrumpida se encontrarán el cuello de botella en Navalmoral de la Mata, en cuya variante se trabajará hasta el verano que viene, fecha en que Obras Públicas ha fijado la conclusión total de las obras y su entrada en servicio.Entre esta población y el municipio de Jaraicejo, sin salir del itinerario de la futura autovía de Extremadura, queda el peor tramo: el que comprende el puerto de Miravete y la travesía del río Tajo, justo donde se refrigera la central nuclear de Almaraz. El ministro de Obras Públicas anunció ayer en Mérida que antes de finales de enero se adjudicarán las obras de este tramo (Almaraz-Jaraicejo), en el que habrán de ejecutarse dos túneles para salvar el puerto de Miravete.

Las obras del penúltimo tramo para el cierre de la nacional V, entre Trujillo y Jaraicejo, serán aprobadas por el Consejo de Ministros el próximo viernes. Con la entrada en servicio ayer de 112 kilómetros quedan 130 para el cierre completo de la autovía de Extremadura o N-V.

El presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, calificó el día de ayer como "'histórico", mientras José Borrell, presente en Mérida en el acto de inauguración, resaltó los valores sociales y territoriales de la autovía frente a los defensores de las autopistas, informa Jeremías Clemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de diciembre de 1992