Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO

Un entrenador confiesa que hubo fraude en el triple salto de Moscú 80

Harry Seinberg, entrenador del triplista Eston Jack Uudmae, de la antigua URSS, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Moscú 80, admitió que hubo "fraude" de los jueces soviéticos contra el brasileño Joáo Carlos de Oliveira en la final de triple salto de los Juegos moscovitas.

Seinberg reconoció estos hechos ante el propio Oliveira, cuando ambos se encontraron, la semana pasada, en Barcelona, con motivo de los Juegos Paralímpicos, motivo por el cual el atleta brasileño piensa impugnar la final de triple salto de Moscú 80 y reclamar para él ante el COl la medalla de oro.

El diario Jornal do Brasil publicó ayer unas declaraciones de Seinberg, en las que éste afirma que "el fraude contra el brasileño se produjo al anularse tres intentos bajo el pretexto de que había pisado la línea".

Uudmae, "beneficiado por los jueces soviéticos", fue medalla de oro con una marca de 17,35 metros, en tanto que la de plata fue para el soviético Viktor Saneyec (17,24 metros) y, la de bronce, para el brasileño De Oliveira, con 17,22 metros.

"Sólo con la caída de la cortina de hierro podemos decir la verdad: Joao había llegado a los 19 metros. Ahora estoy aliviado y pido disculpas en mi nombre, en el de Uudmae y en el pueblo de Estonia", dijo el entrenador al diario Jornal do Brasil.

"Yo sabía que había vencido en la prueba y, probablemente, alcanzado un nuevo récord mundial. No creí que hubiera pisado la línea de salto y por esa injusticia lloré por primera vez en la vida", dijo De Oliveira, quien, dos años después, perdió una pierna en un accidente automovilístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de septiembre de 1992