Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clemente no hará en la selección más de dos cambios ante Letonia

El seleccionador español, Javier Clemente, estima haber acertado en su debú al ganar (1 -0) a Inglaterra y confía en haber encontrado la base del equipo que buscará la clasificación para la fase final del Campeonato del Mundo de Estados Unidos 94. Ante el compromiso de dentro de dos semanas, en Riga, frente a Letonia, el técnico vasco no prevé que sea necesario efectuar más de dos cambios en el once titular.Para el público, el técnico y los jugadores, las vibraciones registradas en el nuevo campo cantabro de El SardInero fueron positivas. Michel confirmó plenamente su capacidad para desempeñar un papel determinante en el esquema de Clemente. Bakero, luciendo el brazalete de capitán, predicó con una movilidad y un empeño ejemplares. Fonseca demostró con el gol decisivo su característico oportunismo. El ex madridista y ex turinés Martín Vázquez encontró marcos idóneos para lucirse. Hasta el debutante López realizó una gran labor frente a incómodos rivales. "¡Cómo les sacude este chico!", exclamaba con acento admirativo Alfredo di Stéfano.

Después del partido, Clemente estaba con tanta "moral" como para ponerse a tocar incluso "el acordeón". Entre este partido y la convocatoria para el segundo -con Vicente Miera en el banquillo, ya se ganó a Albania por 3-0- de la fase clasificatoria para el Mundial, en Letonia, los internacionales tendrán que disputar tres encuentros, de la Liga y las competiciones europeas, en nueve días. "Lo normal es que alguno esté tocado", afirmó, "pero, si llevo 16 a Riga, puede haber una o dos incorporaciones. Los cambios se reducirán a un l0%".

Excesivo control

El nuevo seleccionador admitió que todavía existen diversos defectos que corregir: "Esto será difícil hasta que tengamos un domingo sin Liga que permita una concentración más larga", dijo. Con seis jugadores del Barcelona en su primera lista, notó una excesiva obsesión con la retención de la pelota como algo desaconsejable: "Nos pasamos en los deseos de controlar el balón. A veces lo tocamos demasiado y perdimos el ritmo de nuestro juego".

Al mismo tiempo, Clemente se plantea transformar a corto plazo la selección en "un club", definiendo las delimitaciones entre el vestuario y los federativos. "No soy cómodo para ningún directivo", confesó, "pero es muy difícil que un directivo me estorbe. Soy excesivamente bruto y por eso hay directivos que me tienen cierto miedo".

En cualquier caso, los propios jugadores, aun valorando como muy positivos el ritmo y la vocación ofensiva mostrada, no se permitieron euforias al reconocer las limitaciones de una Inglaterra que se ha ganado las críticas de la Prensa británica, que pide la dimisión del técnico, Graham Taylor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de septiembre de 1992

Más información

  • MUNDIAL 94