Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La apertura de nuevos tramos de autovías no logra eliminar las retenciones de tráfico de fin de semana

La entrada en servicio de nuevos tramos de autovías no va evitar este verano que los automovilistas sufran retenciones en las carreteras principales durante los fines de semana. En la mayoría de los casos, las retenciones se deben a obras inacabadas o variantes sin construir, en otros, a la acumulación de vehículos dentro de un mismo, horario. Para distribuir el tráfico, el matemático Pedro García Alarcón propone el método aplicado en Alemania por el Automóvil Club (ADAC): jugar a los dados y dejar que ellos decidan la hora de salida.

En Francia engañan a los automovilistas. Para evitar los atascos, el servicio de información sobre el estado del tráfico en las carreteras miente, manipula los datos reales sobre la densidad del tráfico y fuerza al usuario a tomar decisiones sobre la elección de una hora determinada de salida. El juego combina la densidad del tráfico en tiempo real con los resultados de una encuesta previa sobre la hora en que los usuarios tienen intención de salir a la carretera.En Alemania el juego es real. Lo propuso el Automóvil Club (ADAC) entre sus asociados, y dado el alto grado de disciplina al que se someten los teutones el resultado fue espectacular. Se consiguió que el 30% de los automovilistas se distribuya a lo largo de un abanico de seis horas en las salidas para grandes desplazamientos.

Son dos fórmulas diferentes de escapar a las grandes retenciones de los fines de semana. Para el matemático Pedro García Alarcón -presidente de USM, empresa especializada en planeamiento urbano-, la más económica de aplicar en España es jugar a los dados, como hacen en Alemania. Es bien simple, dice: "Para un viaje largo se pueden elegir seis horas posibles de salida. Echamos el dado y si sale un uno salimos a la primera; si un dos, a la segunda, y así sucesivamente hasta seis. Con que un 30% de los automovilistas hicieran lo mismo se distribuirían a lo largo de seis horas y se detraería en parte de las horas punta".

Para sortear los atascos que este verano están condenados a sufrir los automovilistas españoles no sería suficiente que todos jugaran a los dados como un ejército. El estado de las carreteras y las obras en ejecución lo impiden.

En la red radial, las únicas que se libran de obstáculos son las autovías de Aragón (N-II) y Andalucía (N-IV). El resto contiene un rosario de obras y cuellos de botella que convierten en baldías todas las ganancias en tiempo que: se obtienen al circular por los tramos de doble calzada.

Rosario de obstáculos

Según un folleto que el MOPT distribuirá a partir del día 31 por todas las gasolineras de España, en la N-IV se puede circular por autovía desde Madrid (salvando los atascos de sus accesos) hasta Benavente, excepto un tramo de 28 kilómetros en Villalpando. De Burgos a Tordesillas falta por abrir el tramo Estepar-Villodrigo de 26 kilómetros y la variante norte de Valladolid.En la N-I, de Madrid a Burgos, abiertas las variantes de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes, Venturada-La Cabrera y Aranda de Duero-Lerma, quedan por culminar cinco kilómetros de la variante de Carabias y 28 del puerto de Somosierra, lo que convierte a ambos tramos en enormes cuellos de botella en las dos direcciones.

El enlace Madrid-Alicante (Arganda-Honrubia-La Roda-Albacete-Villena) tiene cuatro cuellos de botella en las variantes de Arganda, Perales de Tajuña, Tarancón (sin construir) y en Honrubia.

La N-V, de Madrid a Badajoz, dispone de doble calzada hasta Navalmoral de la Mata, pero el tránsito por las poblaciones de Valmojado y Oropesa desvirtúa cualquier ganancia.

En el Cantábrico se abren parcialmente las variantes de Colindres y Solares, y en la N-340 por Murcia, Almería y Málaga los tramos de autovía son interrumpidos. Según García Alarcón, "rompen el ritmo, son peligrosos y generan colas tontas o pelotones en cuanto los vehículos pasan a calzadas que sólo absorben la mitad del tráfico. No se evitan ni jugando a los dados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de julio de 1992

Más información

  • Las autovías de Andalucía y de Aragón son las únicas que no presentan problemas de atascos