Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ballesteros, eliminado por tercera vez del Open Británico de golf

Severiano Ballesteros sufrió ayer su tercera eliminación en el Open Británico de golf (Canal +, 16.00 horas). Muirfield le ha sido en 1992 tan esquivo, pues, como Carnoustie en 1975 y Saint Andrews en 1990. Sus 145 (71 y 74) golpes (+ 3) le impidieron continuar en liza por dos. En cambio, José María Olazábal, con 137 (71 y 66) (- 5), se situó el octavo. Lo malo para él es que el inglés Nick Faldo camina con gran firmeza -130 (66 y 64) (- 12)- José María Cañizares, con 147, y José Rivero, con 149, tampoco pasaron el corte.

El miedo prendió en Ballesteros sobre el green del hoyo 18, un par 4. Su tercer lanzamiento, forzado por su escapada en el segundo, había dejado la pelota a unos diez metros de la bandera y su marcador global (+ 1) le obligaba a atinar con el primer putt para asegurarse su mantenimiento en la competición o con el segundo para, al menos, tentar a la suerte. La presión pudo entonces con él. Sus manos flojearon por el temor a fallar y... falló. La bola se le quedó todavía a unos tres del agujero. Así que ni siquiera eludió luego el doble bogey que le echaba definitivamente de Muirfield.Al cántabro se le vino abajo el cielo escocés. En la víspera ya había confesado que su juego no le convence y que, además, se fatiga por sus problemas respiratorios debido a un proceso alérgico. Pero, en cualquier caso, lo que no se esperaba era la humillación de tener que meter sus palos en la bolsa con 48 horas de antelación por tercera vez en sus 18 comparecencias en el Open -las otras fueron en la primera, en 1975, y la 161, en 1990- Sus dos birdies de la segunda vuelta no fueron nada comparados con sus cuatro bogeys y su patético doble bogey final.

Las circunstancias de Olazábal resultaron diametralmente distintas. Sus seis birdies por dos bogeys gracias a su superación con el putter le colocaron en un prometedor octavo puesto. "No quiero marcarme ningún objetivo concreto. Voy a aguardar a ver qué pasa y a desear que el viento sea intenso", resumió después de declarar que su actitud mental es "más positiva" que en las semanas precedentes y, por descontado, que en el Open de Estados Unidos, del que fue eliminado.

Sin embargo, Faldo se antoja intratable. Hoy cumple 35 años y está decidido a regalarse su tercer British, tras los de 1987 y 1990 -al haber ganado también el Masters de Augusta en 1989 y 1990, igualaría a Ballesteros a cinco títulos grandes-, y a rebasar al norteamericano Fred Couples, fracasado asimismo en Muirfield, como número uno mundial por puntos, ya que sólo se halla a 0,27 de él (17,21 por 17,48). Por lo pronto, ayer batió, con 130, el récord de los primeros 36 hoyos de la prueba que, desde 1990, compartía con 132 con su compatriota Henry Cotton (1934) y el australiano Greg Norman (1990). Su confianza es tal que se atrevió a manifestar que sabe "lo suficiente" como para darse "cuenta" de que su "concentración" y su "excelente rutina" deben bastarle para alcanzar un nuevo éxito.

El escocés Gordon Brand Jnr. y el estadounidense John Cook son, con 133, los más cercanos a Faldo, pero se cotizan en las apuestas 12 a 1 mientras que él lo hace 1 a 2. El ya casi cincuentón Ray Floyd se descolgó hasta los 135 y, por detrás de Olazábal, se situaron con 138 el también local Sandy Lyle y el galés lan Woosnam, cuya ansiedad por anotarse al fin, a sus 34 años, su primer Open le gastó una mala jugada en la segunda ronda al hacerle firmar una tarjeta de 73 (+ 2).

CLASIFICACIÓN

1. Faldo (Inglaterra), 130 golpes. 2. Brand Jnr. (Escocia) y Cook (EE UU), 133. 4. Pate (EE UU) 134. 5. Floyd (EE UU), Hammond (EE UU) y Eis (Suráfrica), 135. 8. Olazábal, Purtzer (EE UU) y Rinker (EE UU), 137. 11. Woosnam (Gales), Lyle(Escocia), Wadkins (EE UU), Parry (Australia), Elkington (Australia), Mazkenzie (Inglaterra) y Karisson (Suecia), 138. 18. Kite (EE UU), Azinger (EE UU), O'Meara (EE UU) y Beck (EE UU), 139. 28. Treviño (EE UU), Calcavecchia (EE UU) y Rafferty (Irlanda del Norte) 140. 44. Baker-Finch (Australia), el campeón de 1991, y Langer (Alemania), 142. 63. Irwin (EE UU), Norman (Australia) y Stewart (EE UU), 143. Eliminados: 91. Ballesteros, 145. 102. Player (Suráfrica), 146. 111. Cañizares y Strange (EE UU), 147. 119. Couples (EE UU), Nicklaus (EE UU), que advirtió que era su último British; Watson (EE UU) y Romero (Argentina), 148. 127. Rivero, 149.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de julio de 1992

Más información

  • Olazábal, octavo, a siete golpes del inglés Faldo