Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anguita se opone a que los dirigentes renovadores de IU ocupen áreas de poder

Los dos sectores enfrentados en Izquierda Unida (IU), encabezados por el coordinador general, Julio Anguita, y el portavoz parlamentario, Nicolás Sartorius, no han alcanzado un acuerdo en torno a las personas y las responsabilidades que el sector minoritario puede tener tras la reunión del próximo fin de semana cuando se elija a la presidencia federal. Las dos reuniones secretas que han mantenido Anguita y Sartorius, este último como portavoz de la corriente renovadora Nueva Izquierda, han terminado en fracaso. Anguita rechazó la propuesta de "cogobernabilidad" que le ofreció Sartorius.

Además de cuestiones políticas de fondo, tales como la posición de IU sobre el acuerdo de Maastricht, subyace el veto que el sector de Anguita pone a los renovadores Juan Berga y Francisco Palero para que ocupen puestos de responsabilidad en el equipo que trabajará con Anguita. Ese sector considera que dichos políticos han desempeñado un papel excesivamente beligerante en los prolegómenos de la III Asamblea Federal, que terminó con un 40% de los apoyos para el sector renovador constituido en la corriente Nueva Izquierda.Dirigentes del sector renovador, encabezado por Nicolás Sartorius, y que engloba a independientes, representantes del Pasoc y militantes del PCE tales como Berga y Palero y el propio Sartorius, se considera que los dos citados se han implicado en la pugna tanto como los demás, pero que "no se les perdona" porque son del PCE y hasta hace un año eran fieles colaboradores de Anguita. Berga era el responsable de política institucional y Palero del área internacional.

En las semanas que han transcurrido desde la III Asamblea Federal, las posiciones de la mayoría y la minoría no se han acercado, ocupados unos y otros en conseguir el máximo de apoyos posibles en las distintas asambleas regionales o de nacionalidad en las que debían elegirse a representantes para completar el Consejo Federal. La última asamblea se celebró ayer en Valencia.

Los representantes de ese órgano, elegidos en la III Asamblea, se dividieron en un 60% de apoyo a Anguita y un 40% para la candidatura que encabezó Sartorius. Ahora, después de la celebración de las citadas asambleas, la situación no ha variado sensiblemente, por lo que ambos sectores están de acuerdo en mantener esa proporción. De ese órgano deberán ser elegidos el próximo sábado, 4 de julio, los miembros de la presidencia federal. Por último, Anguita elegirá a las personas que formarán su equipo de trabajo estable.

En las dos reuniones que han mantenido Anguita y Sartorius, de las que no se ha dado publicidad, el segundo ha mostrado el interés de su grupo por tener responsabilidades en el equipo ejecutor de la política diaria de Izquierda Unida.

"Gobierno y oposición"

El concepto de "cogobernabilidad" utilizado por Sartorius ha sido rechazado, según reconocen personas del entorno de Anguita. "Hay que separar el derecho de la minoría a tener representación en los máximos órganos de dirección de las personas que deben trabajar estrechamente con Anguita y que deben gobernar para un proyecto mayoritario", señalaron dirigentes del entorno de Anguita, que recordaron su derecho a trabajar con personas de su máxima confianza.A este respecto, miembros de Nueva Izquierda señalan que la mayoría se expresa en términos de "Gobierno y oposición", lo que, a su juicio, no contribuye a la pacificación de esta fuerza política. Interlocutores de los dos sectores constatan que Anguita expresó a Sartorius en la última reunión, celebrada el pasado miércoles, su negativa a que estuvieran presentes Berga y Palero en su equipo, aunque mostró su aceptación a que el renovador Diego López Garrido ocupara la cartera de desarrollo constitucional y libertades públicas. El sector renovador decidirá el viernes si acepta las responsabilidades que le ofrezca la mayoría, con la premisa de que no aceptarán áreas de escasa entidad.

Anguita ya tiene decidido el núcleo de su equipo, que será dirigido por Salvador Jové, en coordinación de áreas; Mariano Santiso, en organización; Félix Martínez, en acción electoral, y que será completado con Carlos Carnero, Amadeo Martínez Inglés y Rosa Aguilar. Si antes de la reunión del sábado no hay acuerdo entre los dos sectores, la minoría presentará su propia lista para el Consejo Federal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de junio de 1992

Más información

  • Dos reuniones entre el coordinador y Sartorius acaban en fracaso