Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Milicias suníes y shiíes se enfrentan en Kabul

Las milicias extremistas suníes de Itehadi Islami y las shiíes de Hezbi Wahdat mantienen desde el pasado martes fuertes enfrentamientos en Kabul y en los suburbios shiíes del oeste de la capital afgana. Al menos 100 personas, muchas de ellas civiles, han resultado muertas, y cerca de mil se encuentran detenidas después de que sus casas fuesen saqueadas y robadas y ellas sacadas a la fuerza de sus viviendas.El comandante de la minoría uzbeka Abdul Majid Jan participó en la negociación de un alto el fuego entre ambas guerrillas para facilitar el intercambio de prisioneros. Unas 600 personas fueron puestas en libertad ayer, algunas de las cuales habían sido torturadas y maltratadas durante su detención. Haq, jefe de la policía de la capital afgana, declaró que uno de sus agentes fue torturado hasta la muerte por sus captores.

Itehadi Islami es una guerrilla fundamentalista, apoyada principalmente por Arabia Saudí, que se opone a los acuerdos que han permitido el establecimiento en Kabul de un Gobierno provisional tras la caída del régimen procomunista de Najibulá, en abril pasado. Los combates de esta semana son los más graves desde que hace un mes se llegara a un acuerdo entre los dirigentes de las principales fuerzas guerrilleras, Gulbudin Hekmatiar y el comandante Ahmed Sha Masud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de junio de 1992