Móstoles, y Alcorcón emiten bandos para facilitar el ahorro de agua

Los municipios de Móstoles (190.000 habitantes) y de Alcorcón (145.000 habitantes), en consonancia y de acuerdo con el resto de municipios de la zona sur de la Comunidad, harán público hoy un bando dirigido a sus respectivas poblaciones en el que se establece una serie de normas y prohibiciones para el ahorro y buen uso del agua ante el año de sequía que atraviesa la región. Según se hace constar en estos bandos, queda prohibido el riego de jardines privados, el riego de praderas de los parques públicos, el baldeo y riego de calles y plazas -excepto cuando de forma notoria se pueda encontrar amenazada la salud pública así- como el riego de aceras y calzadas por particulares.

Igualmente queda prohibido el uso de agua en las fuentes ornamentales, salvo que éstas tengan sistemas de recuperación y funcionamiento en circuito cerrado, y el uso de agua en sistemas de refrigeración que no tengan recuperación. Todos estos límites y restricciones tendrán un periodo de aplicación que durará hasta que la sequía desaparezca.

Las autoridades municipales velarán por el cumplimiento de estos bandos, siendo el régimen de infracciones y sanciones el fijado por la ley de regulación del abastecimiento para el territorio de Madrid aprobado recientemente por la comunidad autónoma y cuyas sanciones podrían oscilar entre las 50.000 y los cinco millones de pesetas.

Hay que resaltar que numerosos vecinos, creyendo que estaba en vigor la nueva norma para el consumo público de agua, han llamado en estos días al Ayuntamiento de Alcorcón para denunciar el riego que se estaba efectuando en los jardines privados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 26 de mayo de 1992.