Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desde Ibronx Park, 400 muertos en los estadios

El derrumbamiento, ayer, de una tribuna en el campo del Bastia es por ahora el último en la historia de accidentes y violencia en los estadios, que comenzó en 1902 con el hundimiento del graderío del estadio escoces de Ibronx Park. Desde entonces han muerto 400 personas y varios miles han sufrido heridas.El 5 de abril de 1902, en el primer enfrentamiento entre las selecciones de Escocia e Inglaterra en el estadio de Ibronx Park de Glasgow, se apiñaban más de 60.000 personas en un espacio previsto sólo para 40.000. El resultado de aquel sobreexceso de espectadores fue el derrumbamiento de una tribuna, que provocó 40 muertos y 168 heridos entre los asistentes.

El mismo estadio escocés fue escenario, el 2 de enero de 1971, de una tragedia similar. En un encuentro entre los dos equipos de la ciudad, el Celtic y el Rangers, volvió a derrumbarse una tribuna, que había sido reformada anteriormente. El desplome de la tribuna causó 66 muertos y 150 heridos de distinta consideración.

El primer accidente con víctimas fuera de Inglaterra se produjo el 11 de febrero de 1974 en el estadio Zamalek de la capital egipcia, El Cairo. El motivo fue el mismo, hundimiento de una tribuna por albergar el doble de espectadores de los que permitía su capacidad. Murieron 48 personas y 50 resultaron heridas, muchas de ellas con lesiones graves.

Siete años después, en Ibasue (Colombia), una pared del estádio de esta ciudad se abatió mientras se disputaba un partido entre el Deportes Tolima y Deportiva Cali. La tragedia ocasionó 118 muertos y 45 personas resultaron heridas.

En 1985, el 11 de mayo, los incidentes volvieron a Inglaterra, al arder la tribuna del viejo estadio del equipo de Bradford. En este incendio murieron 52 personas y más de dos centenares resultaron heridas.

En aquel mismo ano, en el estadio de Birmingham al derribarse una pared, un espectador de 15 años que asistía por primera vez a un partido de fútbol murió a consecuencia de las heridas sufridas. El derrumbamiento ocasionó también 57 heridos.

Sangre en Heysel

Una batalla entre seguidores de la Juventus y del Liverpool durante la final de la Copa de Europa de 1985, en el estadio bruselense de Heysel, se saldó con 41 muertos y 300 heridos. El 10 de marzo de 1988 murieron 30 espectadores en el estadio de Trípoli, mientras se disputaba un partido entre Libia y Malta, al caer una tribuna.

El accidente acaecido ayer en Bastia ha provocado, por el momento, nueve muertos y 400 heridos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de mayo de 1992