Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trenes correos desaparecen del paisaje ferroviario español

El paisaje de trenes correos circulando por las vías de ferrocarril tiene los días contados. El organismo autónomo de Correos ha comenzado a aplicar un plan que prevé el abandono de los trenes correos como transportistas postales y su sustitución por camiones y furgonetas privados. En Renfe, compañía dependiente, como Correos, del Ministerio de Transportes (MOPT), no se lo explican.

Los asaltos a los trenes correos en España pasarán en dos años a formar parte de la historia de la literatura criminal. Los cacos tendrán que cambiar de estrategia: ya no habrá vagones ni sacas de valor circulando de noche en los ferrocarriles españoles. Correos alega que los trenes van lentos, llegan tarde a su destino y contribuyen a que el transporte de las cartas no se realice con la urgencia que hoy demanda el mercado.En el plan de transportes que ha comenzado a aplicarse a principios de este año, Correos va a suspender sus envíos postales por el tren en los itinerarios Madrid-Gijón, Madrid-Oviedo-Gijón y Barcelona-Valencia-Alicante-Murcia, y viceversa. El próximo día 14, martes, se , procederá a la apertura de las proposiciones que han concurrido al concurso de contratación para las conducciones de sacas entre las mencionadas rutas.

Pero no son las únicas. Desde el 15 de enero los expresos entre Madrid y Port-Bou, Madrid-Huelva y Madrid-Bilbao de la línea básica han sido sustituidos por camiones o aviones que cubren las rutas entre Madrid y Barcelona, Madrid-Sevilla-Huelva-Cádiz, Madrid-Bilbao y Madrid-Alicante-Murcia. En la línea denominada económica se han suspendido el postal de Levante y el 50% de los envíos mediante el tren postal con Barcelona. Otras de las rutas afectadas son las que cubren Barcelona con el País Vasco y Levante, Madrid con Cantabria y Asturias, y el tren postal de Andalucía. El plan concluirá el día 1 de octubre de 1993, fecha en que se suspenderán los expresos Madrid-Barcelona y Madrid-Algeciras.

Los camiones corren más

El organismo autónomo de Correos ha cursado el pasado día 7 una carta a Renfe en la que comunica a la compañía ferroviaria sus planes. Alega en la misiva que el cese de los servicios ferroviarios obedece a que los expresos de Renfe llegan a sus destinos entre las siete y las ocho de la mañana, varias horas más tarde de lo que tardan los camioneros en hacer el mismo trayecto por carretera.En este momento las dos compañías estatales mantienen un litigio sobre la cantidad de la deuda pendiente de Correos con Renfe. La primera la cifra en 20.000 millones de pesetas y Renfe en 35.000. Este litigio poco tiene que ver con el cambio estratégico de Correos pero es un factor negativo más al que viene a sumarse la pérdida de cuota de mercado como transportista postal. Ningún portavoz de Correos ha podido ser localizado piara ofrecer su versión.

La desaparición de los trenes correos supone la eliminación de los llamados ambulantes de Correos, un colectivo histórico de 1.300 trabajadores. Los ambulantes operaban de noche mientras los trenes cruzaban España. "Cuando trabajábamos así las cartas no llegaban tarde", dice un ambulante, apeado de la ruta Madrid-Gijón. "Recogíamos la correspondencia en Chamartín o en las estaciones de destino si el trayecto era a la inversa, y durante la noche hacíamos todo el trabajo de distribución. De esa manera, cuando concluía el viaje, las cartas estaban agrupadas y salían directamente hacía su reparto por los carteros".

"Al suprimir a los ambulantes y hacer los envíos en camiones particulares, todo el trabajo se descarga en las oficinas provinciales de Correos". Según un ex ambulante de la ruta Madrid-Gijón que prefiere mantenerse en el anonimato, estas oficinas no reúnen las condiciones de operatividad necesarias, ni están dotadas del personal suficiente para sacar adelante el cúmulo extra de trabajo. En su opinión, ésa es la causa de que las cartas tarden ahora más tiempo en llegar a su destino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de abril de 1992

Más información

  • Correos sustituye a Renfe por camiones